> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Familias Católicas | sección
Familia | categoría
Escuela de Virtudes | tema
Autor: Desde la fe | Fuente: Desde la fe
El respeto a la mujer
Respetar a la mujer no es, ni debe ser, un acto altruista del hombre que quiere mostrarse caballeroso y atento con un ser inferior. La dignidad de la mujer es por ella misma
 
El respeto a la mujer
El respeto a la mujer
¡Trae un trapo y limpia!

Nos reuníamos un grupo de “intelectuales” a componer el mundo en la casa de un matrimonio joven que nos ofrecía su hospitalidad, café y ceniceros abundantes. Nuestros anfitriones, profesionistas ambos, eran furibundos defensores de la dignidad y de la igualdad de la mujer, y presumían que en su hogar se vivía ya ese ideal. De pronto, uno de los comensales derramó su tasa de café, y mientras hacía todo lo posible por limpiar el líquido, el anfitrión le dijo “No te preocupes”, y luego a su igualitaria esposa: “¡Carmen, trae un trapo para limpiar!” En ese momento, todos los asistentes soltamos la risa al ver que la famosa igualdad no podía vencer a la ancestral costumbre de ver a la mujer como una servidora.

Cuestión de cultura

Llevamos a cuestas una cultura en la que a la mujer le ha tocado un papel de sujeción al hombre. Inicialmente, la excusa ha sido -se supone- la superioridad física del hombre y por ella domina a la mujer.

Pero se han añadido otras excusas: el destino prioritario de la mujer a las labores del hogar y a la atención de la familia. Así, el esposo continúa siendo el sostén económico y la esposa la responsable de la marcha y del orden del hogar.

Pero el esquema se rompe en la medida en que la mujer se ve obligada a ser también sostén del hogar dada la difícil situación económica actual para solventar las necesidades elementales de las familias.

Entonces se remarca la injusticia: teniendo ambos la obligación del trabajo fuera de casa, la mujer sigue conservando la obligación de atender a los hijos y de las labores del hogar, y, por si fuera poco, el esposo sigue sintiendo que él es el jefe y que su esposa es la que obedece.

Esto hace que la mujer conserve toda su vida una situación de minoría de edad en la que no le está permitido tomar decisiones. Ni siquiera las grandes decisiones de su vida. De niña y de joven depende de la voluntad de sus padres; cuando se casa, depende de la voluntad del esposo.

La búsqueda de la libertad

Poco a poco ha ido la mujer conquistando espacios en los cuales participa y ejerce su libertad. Es un logro que pueda beneficiarse de la instrucción pública a nivel técnico y profesional, lo que le ha permitido ir ocupando cargos cada vez más importantes con efectividad. Pero todavía hay espacios en los que ella es segunda parte y a los que tan sólo se le permite acceder por la conveniencia de dar la apariencia de liberalidad. ¿Qué tanto por ciento de mujeres ocupan cargos públicos significativos o desempeñan labores importantes en el mundo de los negocios?

Lo que hay que vencer

Es necesario acabar con la idea de que la dignidad de la mujer, como la de los niños, se debe a su debilidad.

Respetar a la mujer no es, ni debe ser, un acto altruista del hombre que quiere mostrarse caballeroso y atento con un ser inferior. La dignidad de la mujer es por ella misma.

En la liturgia del matrimonio se habla de ella como “compañera de igual dignidad” y la orientación prematrimonial habla de los esposos, de ambos, como cabeza del hogar.

Diferentes en funciones

El hombre y la mujer son iguales en dignidad y diferentes en funciones, se enseña a los esposos católicos y con esto se trata de salvaguardar los objetivos del matrimonio católico: la formación de una familia y la ayuda mutua.

Cuando la mujer casada renuncia a los hijos, está renunciando a su ser mujer.

Son loables las leyes civiles que protegen la maternidad de la mujer que trabaja. Son loables los matrimonios que toman en cuenta el acompañamiento responsable de los niños cuando la mujer tiene que trabajar. Y, desde luego, son loables los hombres que comparten con la esposa, equitativamente, la atención a los hijos y al hogar mismo.

La escuela del respeto a la mujer es el hogar mismo:

Si se le da a las hijas las mismas oportunidades de crecimiento que a los hijos.
Si no se hace de la hermana una servidora de sus hermanos.
Si los hijos varones participan equitativamente en las labores del hogar.
Si no se reprime a las hijas por el hecho de ser mujeres.
Si se enseña a los hijos el respeto y la fidelidad a la novia.
Si la esposa toma decisiones junto con el esposo.



 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foro de Familias Católicas
Mapas Mapa de Familias Católicas
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Familias Católicas
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
• Miembros de la Comunidad
• Mujer...feliz de ser mujer
• Matrimonio
• Familia
• En la sociedad
• Iglesia doméstica
• Familia Numerosa
• Comunidad
• Más testimonios
• Escuela de Virtudes
• Educar a un hijo
• Encíclicas y Documentos para la Familia
• Biblioteca familia
• Proyecto Familia
• Curso: Catequesis básica para padres
• Entretenimiento
Lista de correo
El diario caminar de una familia, es todo un reto que merece de nuestra mejor preparación; para ello esta comunidad ofrece una gran variedad de artículos sobre: matrimonio, comunicación familiar, educación de los hijos, y muchos otros temas.

Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la comunidad
Consejo y asesoría en tus dudas, problemas y dificultades matrimoniales y familiares en general. Especialistas en el área familiar, educativa, legal y médica
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• Estudios Universitarios sobre la Familia
• Matrimonios Cristianos
• Interrogantes.net
• Del escritorio de Guillermo Urbizu
• Encuentro Matrimonial Argentina

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

Eventos de la comunidad
cursos de informatica
clases particulares de office
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Cuál de las siguientes definiciones corresponde mejor a tu relación con el Espíritu Santo?
Es sólo la respuesta teórica a una pregunta del catecismo: la tercera Persona de la Sma. Trinidad
Es mi Compañero, mi Abogado, el Huésped de mi alma que me acompaña e ilumina siempre
Es un perfecto desconocido para mí
Es algo simbólico, como una paloma o una llama de fuego
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foro de Familias Católicas
¡Participa!
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
Publicidad: