> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Escritores actuales | sección
Abdala Alberto | categoría
Educación para el matrimonio | tema
Autor: Dr. Alberto Abdala
El agradecimiento como signo de libertad matrimonial
El mutuo agradecimiento de los esposos por la intimidad compartida es no sólo vivir la máxima libertad matrimonial sino jerarquizar la relación sexual matrimonial para hacerla no sólo humana, no sólo matrimonial, sino exclusiva de ese matrimonio.
 
El agradecimiento como signo de libertad matrimonial
El agradecimiento como signo de libertad matrimonial

La máxima libertad humana -de la interioridad- sólo se alcanza en intimidad matrimonial y tiene su mejor manifestación en el reconocimiento del placer vivido en las relaciones matrimoniales a través del diálogo de los esposos (ver orgasmo)

En el diálogo del matrimonio, el mutuo agradecimiento y evocación del placer experimentado -cuando se alcanzó el orgasmo de conciencia o matrimonial- no solo une al matrimonio sino que prepara, mejora y cambia lo que haya que cambiar para que la intimidad matrimonial sea mejor, en todo sentido. Ello es signo de máxima libertad y amor: es la evocación -gracias al orgasmo psicológico- que hace consciente al orgasmo y permite su recuerdo. A pesar de lo efímero de su duración es tan profundo su efecto, que se grava en la mente de los esposos que lo viven, porque es el instante que evadidos de la realidad, no dolores, no problemas solo el y ella hechos uno: dos interioridades hechas una sola. Es la máxima entrega de los esposos. Su evocación es posible por lo especial de su vivencia y lo profundo de su efecto.

Es el momento de vivir esa libertad -en intimidad matrimonial- porque no hay otro tiempo, ese es el tiempo del matrimonio; de él se nutre y vive el matrimonio, nada ni nadie lo puede reemplazar. Nada ni nadie tiene derecho a retacear ese tiempo a los esposos, es su exclusivo tiempo.

Cuanto hay que explicar a los jóvenes para que lo comprendan y sabiendo que existe hagan lo necesario para lograrlo. No basta una explicación, se necesita un curso de preparación para el matrimonio, desarrollado en escuela primaria y secundaria.

Dialogar entre los esposos (ese día o al otro día) lo agradable, lo bien que su organismo está en su aspecto físico y psicológico después de dichas experiencias; el mutuo agradecimiento, es reconocer que se vive en matrimonio, que se perfecciona la intimidad matrimonial, se cimienta la felicidad y es justamente el momento de comentar cambios necesarios para hacer más agradable dicha intimidad. Esto no es vergonzoso, no es demostrativo de incultura ni de desorden sexual. La esposa, por no comentar estas vivencias no demuestra mejor formación; al contrario está demostrando inmadurez afectiva, que no ha evolucionado como esposa, indiferencia, que no vive a pleno su condición de mujer (orgasmo físico) ni su condición de esposa (orgasmo de conciencia.)

Este es el momento de hacer una importante aclaración: jamás una esposa debe FINGIR lograr el orgasmo; ello indica una serie de condiciones negativas como mujer y esposa que traiciona al matrimonio en lo más propio y exclusivo. No por fingir repetidamente se llegará al verdadero orgasmo; se llegara sí a ser una profesional del erotismo y no una esposa.

Éste es el máximo derecho de los esposos vivido en plena libertad.

El mutuo agradecimiento de los esposos por la intimidad compartida (se entiende intimidad matrimonial NORMAL) es no sólo vivir la máxima libertad matrimonial sino jerarquizar la relación sexual matrimonial para hacerla no sólo humana, no sólo matrimonial, sino exclusiva de ese matrimonio.

Este diálogo, de muy íntima confesión de esposos, genera una amplia satisfacción personal porque demuestra normalidad orgánica y máxima mutua entrega, al vivir el orgasmo psicológico o espiritual; signo inequívoco que la intimidad matrimonial alcanzó su mejor evolución. Solo resta conservarla, perfeccionarla mejorando su calidad; así nunca será monótona, nunca será la misma porque las palabras pronunciadas en la intimidad matrimonial siempre serán diferentes..

La repetición de dicha intimidad matrimonial con el diálogo posterior, en el marco del amor agradecido, es la felicidad que brinda el matrimonio; su precio, preocuparse para que toda intimidad matrimonial tenga ese nivel, a cambio brindará felicidad matrimonial.

Evocarlo, engrandece a los esposos, porque los esposos demuestran que SU intimidad matrimonial no es un acto simple, mecánico, instintivo, intranscendente sino todo lo contrario: los esposos en máxima entrega vivieron todas las posibilidades que Dios puso en ellos, como demostración de amor conyugal generador de felicidad. Es un acto más que consciente. Ningún acto humano o conyugal se le asemeja, es único. Exige la máxima atención de los esposos. Se repite: los esposos deben estar presentes en alma y cuerpo.

No enseñar a los jóvenes a vivirlo, agradecerlo y a enriquecerse con él es grave falencia de mayores y educadores.

La intimidad matrimonial que no deje un saldo positivo: físico y más aún de conciencia, no logró el resultado que necesita el matrimonio para mantenerse y debe ser corregida, porque esa relación sexual o es instintiva (animal), simplemente erótica o extra-matrimonial pero jamás matrimonial.

Es cierto también que no siempre los esposos están en condiciones anímicas de llegar al orgasmo psicológico; pero sí ella debe alcanzar, por lo menos, el orgasmo físico para que esa relación sea matrimonial beneficiando el organismo de la esposa.

No se hace mención de la satisfacción del esposo; porque toda relación es satisfactoria para el hombre, más cuando él la provoca.

Todo este tema lo tiene que saber el esposo, para ordenar su comportamiento en intimidad matrimonial, para que sea intimidad de esposos y también lo tiene que saber ella, no solo para adecuar su comportamiento sino para exigir lo que por esposa le corresponde y que nadie, mucho menos el esposo le sabotee.

Siempre se hace referencia a los derechos de ella, a su orgasmo, a su felicidad y al referirme al esposo se mencionan sus obligaciones, deberes, etc., etc. No es un enfrentamiento matrimonial; no olvidar que el amor los une, sino para que formen un matrimonio con plena felicidad y de ese binomio saber:

1.- el polo débil es ella

2.- en las relaciones sexuales siempre el esposo tiene satisfacciones

3.- hasta ahora él tenía relaciones cuando tenia deseos, si no tenia deseos NO; pero ¿y ella? ¿fue consultada? ¿fue preparada? ¿exigió su orgasmo? ¿exigió su preparación? ¿por qué tiene que exigir? porque es su derecho y el esposo no está informado

4.- Cuando las relaciones sexuales no son normales ¿por que ella es la culpable? si él:

- lo sabe todo y no necesita información ni la acepta

- es el responsable de despertar la sexualidad de la esposa

- es el responsable de la preparación física inmediata de ella

-es el responsable que ella logre el orgasmo

Como se ve el esposo tiene más obligaciones que ella y entonces ¿cómo es ella la culpable?

Ya se lo comento pero merece ser repetido: cuando las esposas conozcan todos sus derechos en el matrimonio y en intimidad matrimonial y los exijan, todos los matrimonios serán felices.

Hasta no hace había -y en muchos pero muchos matrimonios todaví existe- el concepto que la intimidad matrimonial es exclusiva para el esposo con relaciones cuando y como él quisiera así la exigida y la que decía "no" era ella. Y el matrimonio no era armónico, ni feliz. Pero ahora la esposa que sabe sus derechos (preparación previa, sólo relaciones en la intimidad matrimonial, relaciones con orgasmo, derecho a iniciar una relación, etc) El esposo no siempre estará en condiciones de semejante performance. Él también dirá muchos "no" y no tendrá exigencias insólitas sin pensar en su esposa como pretender relaciones a altas horas de la noche, aunque ella esté cansada, aunque ella esté sin preocupación y sin el tácito compromiso de lograr su orgasmo, etc, etc...

Así, la esposa, conocedora de sus derechos y los exige, vive en el mismo nivel que el esposo la intimidad matrimonial; ya no teme acostarse, no elude la intimidad matrimonial ni pone excusas para evitar un acto sexual, lo que molesta al esposo. Por fin la esposa es plenamente libre y tan exigente y participativa como el esposo.

Así, ella agradecerá su sexualidad, de lo contrario no tiene casi nada para agradecer, sólo instintos heredados y los embarazos.

En otros capítulos (ver: personalidad de la esposa en intimidad matrimonial, orgasmo, etc.) se detallan las OBLIGACIONES DE LA ESPOSA que los tiene y muy importantes e ineludibles. No olvide que el orgasmo que ahora exige debe merecerlo con una actitud tal que satisfaga al esposo en todo sentido, sabiendo que él tendrá un comportamiento de "esposo"

HAY MAS, NO OLVIDE EL ESPOSO QUE SI ELLA NO LOGRA EL ORGASMO EL DEBE ACUDIR AL MEDICO, ES SU RESPONSABILIDAD

LAS DISFUNCIONES SEXUALES SON MAS COMUNES EN EL HOMBRE QUE EN LA MUJER Y DE ELLAS LA "EYACULACIÓN PRECOZ" (cuando el esposo tiene la eyaculación durante la penetración perdiendo la erección sin poder continuar con el acto sexual) CASI SIEMPRE SE INCULPA A LA ESPOSA DE "FRÍGIDA" CUANDO ES JUSTO LO INVERSO.

NO SE PUEDE DESCRIBIR LAS DISFUNCIONES SEXUALES NO ES EL TEXTO PARA ELLO NI PARA QUIEN VA DIRIGIDO ESTE LIBRO NI SU MOTIVO. SI LA INDICACIÓN; SI NO LOGRA EL ORGASMO AL AÑO DE CASADOS DEBEN LOS DOS RECURRIR AL MEDICO.

No es esto un enfrentamiento con el esposo, jamás olvidar que los une nada menos que el señor de los sentimientos: el amor conyugal, pero es una advertencia a los jóvenes porque estadísticamente están menos informados y preocupados por la vida matrimonial que las mujeres, que en su mayoría están o tratan de actualizarse. Este es otro de los motivos de este libro y repetir: LAS AUTORIDADES DEBEN IMPLANTAR COMO MATERIA MAS IMPORTANTE EN LAS ESCUELAS Y COLEGIOS LA "EDUCACIÓN PARA EL MATRIMONIO; COMENZARA EN 5TO GRADO Y TERMINARA AL TERMINAR LA SECUNDARIA; CON UN PROGRAMA BIEN ESTABLECIDO (Enseñanza de la educación para el matrimonio...).

 
 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
 
 
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foros de discusión
Mapas Mapa de Escritores actuales
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Escritores actuales
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
• Dr. Guzmán Carriquiry
• P. José Antonio Medina
• Editoriales
• Dirección Editorial de Catholic.net
• Conferencias episcopales
• Abdala Alberto
• Su vida y su obra
• Educación para el matrimonio
• Ya esposos
• Aguer Héctor, Mons.
• Álvarez Rodríguez Máximo
• Aguiló Alfonso
• Benedicto XVI, Joseph Ratzinger
• Bojorge Horacio S.J.
• Buela Carlos Miguel, Sacerdote del VE
• Burggraf Jutta
• Cases Enrique
• Casadevall Salvador
• Cabellos Llorente Pablo
• Caro, Gustavo
• Chesterton G K
• Cipriani Thorne Juan Luis, Card.
• Corcuera Álvaro LC
• Córdova Sergio
• Cuevas Aníbal
• Dennis Doren, L.C.
• DApice Gustavo Daniel
• De las Heras Muela Jesús
• De Ariño María Esther
• De Blas Mariano
• De Castro Claudio
• De Andrés Marcelino
• De Wohl Louis
• Dib Alberto Miguel
• Equipo de Buenas Noticias
• Escritores de Yo influyo
• Esquivel Juan Pablo
• Ferrán Juan José, L.C.
• Fernández Texeira Nunes Álvaro
• Mauricio I. Pérez
• Montiu José María
• García Pimentel Luis
• Garza Medina Luis
• García José
• García Olivas José Guillermo
• García Pedro Misionero Claretiano
• Ortega Trillo Alejandro L.C.
• Gómez Navarro Eusebio
• Grupo Esfera Educativa
• Guardini Romano
• Irure Martín
• Iraburu José María
• Jil Portilla José
• Juan Pablo II
• Larumbe Sergio, IVE
• Lira Rugarcía Eugenio
• Llera Vázquez Pedro Luis
• López Quintás Alfonso
• Loring Jorge
• Martínez Abad Eduardo
• Martí Ballester Jesús
• Martín Descalzo José Luis
• Martín Rincón Estanislao
• Mena Hernandez Víctor Hugo
• Mújica Jorge Enrique
• Munilla José Ignacio, Mons.
• Obispos de Latinoamérica
• Obispos de España
• Ortega Ruiz Pedro
• Parga Limón Ernesto
• Palencia Ramírez de Arellano Jorge, Monseñor
• Pascual, Fernando, L.C.
• Pérez Lozano José María
• Peña Ángel O.A.R.
• López Pedraz, Juan SJ
• Pérez Gallego, José Luis
• Pou Sabaté Llucià
• Quevedo Paulino
• Ratero María Susana
• Ramírez Mozqueda Alberto
• Rego de Planas, Lucrecia
• Rivero Antonio LC
• Rivilla San Martín Miguel
• Rivas Sánchez, Marcelo
• Ryan Michael
• Sánchez Griese Germán
• Schooyans Michel
• Sánchez Sebastián
• Schmidt Oscar
• Schwizer Nicolás
• Santos Felipe
• Tagle Moreno Hugo, padre de Schöenstatt
• Urbizu Guillermo
• Vélez Gustavo
• Volpacchio Eduardo María
• Zavala, Martín
Lista de correo


Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores en línea
Consulta a nuestro grupo de consultores, son más de 300 disponibles para responder todas tus dudas
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• Pontificio Consejo para los Laicos
• Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales
• Periodismo Católico
• Revista Arbil, apostando por los valores
• Web de Filosofía Ética, Javier Borrego

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

Eventos de la comunidad
ORAR - LEER - TRABAJAR, del Monje Trapense Ceferino Leardi OCSO
Presentación del Libro: ORAR LEER TRABAJAR, del Monje Trapense Ceferino Leardi OCSO
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
Sí, pero creo que no soy capaz
Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
Estoy satisfecho con mi vida de oración
No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foros de discusión
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red