> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Escritores actuales | sección
Abdala Alberto | categoría
Educación para el matrimonio | tema
Autor: Dr. Alberto Abdala
Relación sexual matrimonial: significado e importancia
Siendo insustituibles en todo matrimonio, no sólo para perpetuar la especie, sino para mantener el más puro y verdadero amor de esposos es necesario que los jóvenes sepan todo su significado e importancia...
 
Relación sexual matrimonial: significado e importancia
Relación sexual matrimonial: significado e importancia

Siendo insustituibles en todo matrimonio, no sólo para perpetuar la especie, sino para mantener el más puro y verdadero amor de esposos es necesario que los jóvenes sepan todo su significado e importancia. No basta consumar el acto físico su profundo sentido social, por ser uno de los pilares sostenedores del matrimonio es lo que le da jerarquía. Tanta es su importancia que no puede existir matrimonio normal si la intimidad matrimonial no es normal y dentro de ella si las relaciones sexuales matrimoniales no son normales y tanto que la felicidad depende de la armonía de las relaciones sexuales. NADA PUEDE REEMPLAZAR EN EL MATRIMONIO A LAS RELACIONES SEXUALES NORMALES.

Partimos de una premisa válida para todos los matrimonios: NO PUEDE HABER MATRIMONIO NORMAL MAS QUE CON RELACIONES SEXUALES NORMALES, EN INTIMIDAD MATRIMONIAL NORMAL; PORQUE ES LA UNIÓN FÍSICA Y ESPIRITUAL MAS PROFUNDA QUE PUEDA DARSE ENTRE LOS ESPOSOS (Ver: intimidad matrimonial, orgasmo, evolución de las relaciones sexuales)

Comparamos al matrimonio recién consagrado con un bebé que nace: hay que alimentarlo, cuidarlo que no enferme y que desarrolle bien. Lo mismo pasa con el matrimonio: si acaba de nacer hay que alimentarlo y su único alimento es y será la intimidad matrimonial normal y en ella relaciones sexuales matrimoniales normales. ASÍ DE IMPORTANTE. Si las relaciones sexuales no son normales - como el alimento del bebé si no es normal el bebe enfermará - el matrimonio también enfermará lo que significa distanciamiento de los esposos y si es grave la enfermedad el matrimonio también puede morir, es decir: separación o divorcio.

Hay que cuidar al matrimonio que no enferme, es decir, que la intimidad matrimonial sea normal como fue explicado y finalmente, igual que al bebé, hay que esperar que el matrimonio crezca, es decir, evolucione como se explicará en los períodos del matrimonio.

EL MATRIMONIO ES DINÁMICO, ACTIVO, QUE REQUIERE EL CUIDADO CONSTANTE (O SEA INTIMIDAD MATRIMONIAL) DEBIENDO SER CONSTANTEMENTE ALIMENTADO: RELACIONES SEXUALES NORMALES EN EL MARCO DE LA INTIMIDAD MATRIMONIAL.

DE 100 MATRIMONIOS QUE SE SEPARAN 99 LO HACEN POR CAUSAS QUE COMIENZAN CON I.M. Y R.S. NO NORMALES.

SIN INTIMIDAD MATRIMONIAL NORMAL NO PUEDE HABER RELACIONES SEXUALES MATRIMONIALES NORMALES.(Ver: orgasmo)

Debemos pues, explicarles a los jóvenes como es una relación sexual matrimonial normal, qué papel corresponde a cada uno de los esposos no solo para actuar como debe hasta alcanzar la relación sexual normal, que significa, matrimonio feliz; sino también para lograr todas las satisfacciones que el matrimonio puede brindar y a que tienen derecho los esposos.

Se han descripto múltiples cualidades del acto sexual conyugal, pero solo recordaremos:

1.- es arte, técnica y sacramento.

2.- es la manifestación física de la sublimación del amor conyugal.

3.- es una manifestación de pleno amor y como tal desprovisto de todo egoísmo.

4.- no hay armonía en el hogar sin relaciones conyugales normales.

5.-el acto sexual humano es consciente, a diferencia del animal que es instintivo.

Siendo conciente está sujeto a enseñanza y aprendizaje y tan consciente es que un fisiólogo ha dicho "que el principal órgano sexual humano es el cerebro". En términos muy simples decimos que el impulso sexual nace en el hipotálamo -instinto- pero en el hombre controlado por la corteza cerebral- inteligencia-. Nuestra obligación es enseñar a los jóvenes a conjugar estos dos centros y así nace el amor, exclusivo del ser humano.

El fin de la enseñanza sexual es esta: hacer que la inteligencia controle el instinto para que las relaciones sexuales sean manifestación de amor.

Brevemente se explican los otros aspectos del acto sexual matrimonial.

1.- Es arte, técnica y sacramento. Las relaciones sexuales matrimoniales son un complejo de técnica que aprender, arte que perfeccionar y sacramento que vivir . Es la esencia del ser humano, su máxima perfección y como tal no podrá ser logrado de inmediato.

Como arte y técnica el joven matrimonio debe saber que se perfeccionará hasta lograr en esa comunión de espíritus, en esa reunión de cuerpos demostrando amor tantas satisfacciones y realizaciones que solo matrimonio como sacramento, brinda a al ser humano. Todas esas infinitas posibilidades hacen del amor matrimonial que sea activo, dinámico, evolutivo, buscando la perfección.

El amor conyugal jamás será monótono, estático; ello depende de que cada uno de los esposos busque agradar cada vez más a su cónyuge y esa felicidad conyugal se extenderá y reflejará en el hogar, en los hijos, en los familiares y amigos porque es inagotable, es la alegría de vivir.

2.- Es una manifestación de pleno amor, quiere decir sin egoismo. Aspecto importantísimo: la relación sexual matrimonial debe ser satisfactoria para ambos esposos en el sentido que nadie debe buscar su propia satisfacción sino buscar agradar a su cónyuge.

Aspecto muy importante porque es una modalidad que se viene heredando de épocas pasadas, donde el esposo alcanzada su gratificación, poco o nada se preocupaba de la gratificación de su esposa. El esposo debe saber que las relaciones sexuales NO SON para su exclusiva satisfacción - como se explicará más adelante- sino placenteras para ambos porque si no son placenteras para la esposa ella no querrá repetir una experiencia frustrante. Todo el conjunto es un complejo bien relacionado, lo psíquico con lo físico, para que el resultado sea una verdadera demostración de amor: esa experiencia sí une al matrimonio que buscará su repetición manteniendo así la armonía matrimonial.(Ver orgasmo, interioridad matrimonial, evolución de las relaciones sexuales matrimoniales, etc.)

Como se ve, las relaciones sexuales matrimoniales no son un episodio aislado, es la culminación de todo un proceso al que llega el matrimonio buscando demostrar su amor y con mutua satisfacción. Comparado con el acto "genital" adolescente en éste tampoco se cumple este aspecto porque en él casi siempre el varón es quien busca satisfacer un impulso sin preocuparse de su pareja o sea no es "de pleno amor" sino de pleno "instinto."

3.- Manifestación física de la sublimación del amor de los esposos; quiere decir que en el ambiente de la intimidad matrimonial -como fuera explicado- los esposos viven todo su cariño y llega un momento que al no saber cómo aumentar su demostración de amor y deseo de hacer feliz a su pareja se ofrecen mutuamente en una entrega total; con ello el ser humano demuestra su máximo amor buscando hacer una las dos interioridades Hay un acto fisiológico: relación sexual que es la demostración física de eso tan sutil y hermoso que une los esposos que se llama amor. Solo así en esa circunstancia tan especial -I.M.- el matrimonio llega a las relaciones sexuales NO COMO FIN SINO COMO MEDIO PARA DEMOSTRAR SU CARIÑO CONYUGAL. Esta es una de las grandes diferencias con las relaciones no matrimoniales, aquí es un fin, todo lo que se persigue es la gratificación personal del acto en sí, satisfacer un deseo sin proyección de futuro. En el matrimonio es un medio para renovar y demostrar el amor y tiene futuro porque como se explicará, este acto tiene que ser NORMAL para que los esposos quieran su repetición renovando así periódicamente el amor que los une.

Lo que comenzó como simple simpatía, se hizo noviazgo, luego matrimonio y será familia con inagotable fuente de felicidad a través de la magia del amor conyugal. Este es el misterio del matrimonio. El objetivo es que todos los jóvenes cumplan este ciclo.

LA FELICIDAD ESTA, EXISTE EN EL MATRIMONIO, PERFECCIONEMOS TODAS LAS POSIBILIDADES QUE DIOS PUSO EN CADA MATRIMONIO Y SE VIVIRÁ EN ELLA.

4.- No hay armonía en el hogar si las relaciones sexuales matrimoniales no son normales. Tal es su vigencia. El organismo de los esposos necesita para su buen funcionamiento que las relaciones sexuales sean normales La normalidad no se logra en seguida. Hay matrimonio que demoran hasta un año en lograr que las relaciones sean satisfactorias para ambos, si en ese tiempo no lo alcanzan deben consultar al médico. Sin pecar de grosero se puede afirmar que la armonía del hogar trasunta la normalidad de la intimidad matrimonial y de las relaciones sexuales.

La anormalidad de las relaciones sexuales (la inmensa mayoría de dicha anormalidad es la falta de orgasmo de la esposa- ver orgasmo) provoca un estado de tensión y malestar, más en la esposa, que distanciará las relaciones lo que significa distanciar el matrimonio camino de todas las discordias diarias.

5.- El acto sexual humano es conciente, se diferencia así de los animales en que es instintivo. El ser humano en su evolución -inteligencia- ha humanizado el instinto sexual para llegar a ser manifestación de amor. No como en los animales que es instintivo por estímulo glandular y en ciertas épocas del año y solo para perpetuar la especie. En el ser humano también para mantener la especie pero cumplen importantísimo papel al mantener la armonía del hogar.

En este texto están las orientaciones y conducta a seguir para lograr la felicidad pero el esfuerzo es de cada uno y cada día; recalcando una vez más, que solo en el marco tan especial de la intimidad matrimonial los esposos deben llegar a las relaciones sexuales matrimoniales.-.


Fisiología del acto sexual humano

En muy pocas y simples palabras se explicará el acto sexual humano como función.

Se describen: fase de deseo, excitación, meseta, orgasmo y resolución.

1.- Fase de deseo, libido o apetito sexual. Es puramente psíquica o mental.

mientras que las otras fases afectan los órganos genitales. En este texto no se puede entrar en detalles (ver Helen Kaplan, etc, etc.) solo decir que el centro del deseo es controlado por otros centros que lo pueden anular o inhibir.

2.-Fase de excitación. Entre otros detalles se produce en esta fase la dilatación de los vasos sanguíneos genitales (y no genitales) por múltiples causas: música, perfume, imágenes, películas, etc., etc. pero en la intimidad matrimonial más importante es el contacto mutuo de determinadas zonas del cuerpo como labios, cuello, senos, muslos, periné, genitales, etc. llamadas zonas erógenas que quiere decir que despiertan el deseo sexual. Este periodo de excitación es más rápido en el hombre que en la mujer. Con el tiempo y evolución de la intimidad matrimonial se excitan en forma casi simultánea y demora de uno a varios minutos en la mujer, siempre más lerda en excitarse que el hombre.

Durante esta fase hay reacciones en la mujer como ponerse colorada en pecho, cuello, cara, los senos aumentan de tamaño, los pezones se ponen duros, etc. Estas reacciones son más marcada en la mujer. A nivel genital, a medida que la excitación aumenta con caricias,, besos, etc. que los esposos se prodigan en intimidad matrimonial en la mujer se produce congestión de toda la vulva, el clítoris (principal órgano erógeno de la mujer} aumenta de tamaño y se hace muy sensible siendo un centro de gran excitación que ayuda, al ser excitado suavemente por el esposo, a alcanzar al esposo que tiene siempre una reacción más rápida. Los pequeños y grandes labios de la vulva se congestionan, aumentan de tamaño y agrandan la entrada a la vagina. La vagina se humedece y se relaja preparándose para recibir el pene en erección durante la penetración que debe ser lo más suave posible para evitar el traumatismo de zonas muy sensibles.

En el varón se produce rápida erección del pene (se pone rígido) por que se llena de sangre y sale un líquido lubricante por uretra que contribuye a que la penetración en la vagina sea suave. Los testículos se elevan por contracción de los músculos del escroto. Siguiendo la mutua estimulación se llega a:

3.- Fase de meseta - no considerada por todos como una fase especial pero en ella se acentúan todas las reacciones anteriormente enumeradas y llega un momento que la excitación no aumenta más y se produce la

4.- Fase de orgasmo. DE IMPORTANCIA CAPITAL. El orgasmo es propio de la mujer (la eyaculación es su equivalente en el hombre)y en mujer normal se produce simultáneamente o centésima de segundos depués que la eyaculación del hombre.

Es tan importante y fundamental que TODAS MUJER DEBE EXIGIR SU ORGASMO en las relaciones ( ver orgasmo). Es la fase más breve de todas y se caracteriza por contracciones musculares en periné y bajo vientre y movimientos hacia adelante de la pelvis, aumento de la respiración, de la frecuencia cardíaca, de la tensión arterial, contracciones de vagina y elevación de útero ademas de congestión de ovarios, trompas, etc., etc. Todo ello acompañado de una sensación muy placentera: EL ORGASMO.(Ver orgasmo)

En el varón también hay contracción de los músculos del periné con compresión a todo el largo de uretra, vesículas seminales y próstata con lo que se produce la emisión por la uretra del líquido seminal o eyaculación, líquido cargado de espermatozoides o célula genital masculina. Las contracciones van acompañadas de típicas sensaciones placenteras del orgasmo. A diferencia de la erección que no es voluntaria la eyaculación puede estar - hasta cierto nivel de excitación- bajo el control de la voluntad del hombre; esta condición se va adquiriendo con el tiempo y es una forma que dispone el matrimonio para que la esposa que es siempre más lerda en la excitación alcance el nivel del esposo y llegar así al orgasmo justo con su esposo. Aquí y este momento tan especial -ver orgasmo- los esposos aprenden a vivir no solo este orgasmo físico sino el orgasmo de conciencia o matrimonial.

5.- Fase de resolución. Es la etapa en que todos los síntomas descriptos durante la excitación lentamente desaparecen quedando un estado de relajación, tranquilidad y casi siempre sueño. Difiere hombre y mujer ya que en ella, el retorno al estado de comienzo demora más que el hombre. Lo último que retorna a la normalidad es el tamaño de los senos que demora de 5 a 10 minutos. La respuesta a la estimulación sexual es muy compleja: interviene tanto el aparato genital y el organismo todo, la psiquis, el entorno social y el nivel erótico de cada matrimonio en su vida diaria. Cada factor varia de un individuo a otro.

En la mujer la respuesta sexual es más complicada y en ella los factores familiares y sociales influyen más que en el hombre. En la mayoría de los casos solo en intimidad matrimonial la esposa tiene su respuesta sexual completa como se describe más adelante. Su auto-estima y la idea que toda su persona es objeto de atracción, tiene mucha importancia. Existe satisfacción por agradar a su esposo, placer físico en respuesta a la excitación y una intensa sensación de orgasmo acompañada de pérdida de la agudeza sensitiva global, una pérdida de sí misma, pérdida de la sensación de conciencia, una fusión con el esposo - se hacen una las dos interioridades como máxima mutua entrega- finalmente la sensación de relajación y liberación de la tensión. Junto al orgasmo físico descripto los esposos aprenden a lograr el orgasmo psicológico (ver orgasmo.)

En el varón los factores psicológicos, familiares y sociales tienen mucha menos importancia que en la mujer, en el éxito final de su relación. En el esposo existe satisfacción en ser aceptado y despertar respuesta sexual en su esposa, satisfacción durante la excitación y en la intensa sensación del orgasmo durante la eyaculación.

De esta breve descripción de la fisiología sexual se sacan conclusiones importantes.

1.- la gran importancia del ambiente y entorno para la respuesta femenina.

2.- la importancia que la esposa logre todas las satisfacciones del acto sexual en especial el orgasmo tanto el físico -primero en lograrse en la evolución matrimonial- y el orgasmo de conciencia o máxima perfección de las relaciones sexuales matrimoniales (ver orgasmo.)

3.- la respuesta es mucho más compleja en la mujer por tantos factores que en ella influyen.

4.- La gran responsabilidad del esposo: despertar la sexualidad de la esposa y hacer que ella alcance el orgasmo físico ( el psicológico o matrimonial es responsabilidad de ambos esposos) Ver: evolución de las relaciones sexuales matrimoniales.

5.- el organismo femenino es un organismo de inhibiciones ante cualquier circunstancia imprevista: llamada telefónica, llanto de un hijo, torpeza del esposo, etc., etc. pierde la estimularon alcanzada.

6.- marcada diferencia entre la mujer y el hombre: no son iguales.

7.- gran responsabilidad del esposo en el acto sexual (ver: relaciones sexuales matrimoniales.)

Conocidas las etapas del acto sexual debemos describirlas en medio de la intimidad matrimonial que es donde interesan y no como función aislada.

La esposa necesita una triple preparación para estar en condiciones de relaciones sexuales plenas, verdaderas relaciones sexuales matrimoniales:

1.- Preparación psicológica lejana; es el estado afectivo, digamos el amor, que creció en ella desde que eran novios: le gusta ese joven para esposo.

2.- Ya casados la esposa necesita una preparación psicológica diaria: amor, cariño, ambiente feliz porque sino psicológicamente no estará condicionada para la intimidad matrimonial y mucho menos para las relaciones sexuales. Porque la mujer es un organismo que se inhibe fácilmente ante cualquier adversidad, sin estar enojada, no siente deseos sexuales (problemas económicos, enfermedad de un familiar, etc. etc.) Si el esposo salió al trabajo después de discutir con ella o en su trabajo ella tuvo "un mal día" a la noche no estará en condiciones de querer vivir su intimidad matrimonial con relaciones sexuales Las relaciones sexuales de la noche comienzan con el beso de la mañana ha escrito un fisiólogo.

3.- La tercera preparación es la preparación física inmediata. De valor extraordinario que ningún esposo debe ignorar y mucho menos eludir ya que es su "responsabilidad". El esposo- en intimidad matrimonial- con caricias, besos, manifestaciones de amor estimula las zonas "erógenas" excitando a la esposa-despierta la líbido o deseo sexual y ella retribuye esas manifestaciones de amor conyugal. Zonas erógenas como labios, senos, abdomen, zona genital (de todas las zonas la más excitante es el clítoris como fue explicado). La Iglesia no limita ninguna forma de excitación siempre que se respete el pudor y que ello contribuya a unir a los esposos porque en ese momento están en máxima libertad que solo el matrimonio puede ofrecer.

Esto es fundamental y tiene importancia capital porque al excitar a la esposa prepara su organismo para el acto sexual en sí, lubricando vagina, congestionando la vulva y la estimula psíquicamente, etc. Esta preparación física y psíquica es tanto más imperante cuanto más lerda sea la esposa en alcanzar el nivel de excitación del esposo. ESTO ES UNA OBLIGACIÓN IRRENUNCIABLE DEL ESPOSO PORQUE SIN ELLA LA ESPOSA NO ACCEDERÁ AL ORGASMO (Ver el llamado del matrimonio.)

Así preparados ambos esposos en el periodo de "meseta" por la mutua estimulación falta ahora "la penetración que significa la introducción del pene en erección (por la estimulación de la esposa) dentro de la vagina facilitada por la lubricación que la excitación ha provocado en la esposa(en esposas con poca lubricación se debe recurrir a cremas para tal efecto, pero jamas una relación sin buena lubricación porque es muy dolorosa para la esposa.) En esposos que ya están en el periodo de" matrimonio constituido" ( ver periodos del matrimonio) ya saben cuando debe hacerse la penetración para que ella llegue al orgasmo y él, conteniendo su excitación, para evitar la eyaculación precoz y así los dos llegar juntos al fin del acto sexual.

La cultura de ambos, las demostraciones de amor previo y la mutua estimulación, agregado al cuidado que el esposo debe tener para con la esposa hacen que la penetración sea, aún la primera vez, poco dolorosa. Esta penetración agradable a ambos esposos se acompaña de movimientos hacia adelante y atrás en ambos, la contracción de la vagina sensación muy agradable para el esposo que lo ayuda a mantener la erección que excita aún más a la esposa que puede así alcanzar el orgasmo. Esto no es una carrera al orgasmo como muestran videos y T.V. en relaciones sexuales que no son matrimoniales sino realizadas por profesionales del sexo.(Ver orgasmo.)

Sensaciones agradables para el esposo, no así para la esposa si son las primeras relaciones; pero por demostración de su gran amor estimula al esposo a concluir el acto sexual que llegará a su fin cuando él llega a la eyaculación, es decir, expulsión del líquido seminal en el fondo de la vagina en contacto con el cuello uterino de la esposa. En matrimonios evolucionados casi simultáneamente la esposa experimenta el orgasmo, que será descripto en detalles más adelante, porque el contacto del pene erecto con el cuello uterino y las paredes vaginales aumenta en forma ostensible la excitación de la esposa que ya fuera preparada con la estimulación manual. Es la etapa fisiológicamente más breve pero que los esposos sabrán prolongar ingresando la "palabra" para vivir el orgasmo de conciencia, inmediatamente comienza la relajación de ambos: cesan los movimientos y contracciones musculares, el pene se achica y retrae saliendo de la vagina y la mujer queda como aletargada y con deseos de dormir, lo mismo el esposo.(ver orgasmo).

Pero este momento evolucionado a orgasmo de conciencia se grava en la mente como recuerdo y puede ser evocado, revivido por los esposos.

En el momento de la eyaculación- es decir la salida del semen o líquido fecundante porque contiene los espermatozoides o célula sexual masculina- queda depositado dicho líquido en contacto con el cuello uterino. Entonces los espermatozoides que se mueven suben por el útero, llegan a la trompa y se encuentran con el óvulo, se fusionan quedando así fecundado y así el óvulo fecundado baja por la trompa uterina hasta el útero donde anida y comenzará a desarrollar un nuevo ser.

El orgasmo en términos médicos significa estimulación de todas las glándulas y centros que equilibran el organismo de la mujer, dejándolo en condiciones tales de bien estar, que en uno o dos días querrá repetir esas experiencias por lo agradable y saludable de las mismas y así el matrimonio en su periódica intimidad matrimonial con relaciones sexuales normales vive, en felicidad. Repito, tienen que ser relaciones normales, es decir que cumplan con los requisitos enumerados: pleno amor, manifestación de sublimación del amor de la pareja, conciente, en intimidad matrimonial y con orgasmo femenino y de conciencia.

El problema está en la esposa porque el hombre siempre logra la eyaculación y por lo tanto es relación gratificante (aún en eyaculación precoz, es decir, durante la penetración o en la violación la relación para el hombre es satisfactoria) pero su RESPONSABILIDAD DE ESPOSO ES QUE SEA LO MISMO PARA ELLA. es decir que alcance el orgasmo así "queda el piloto encendido" y querrá en uno o dos días nueva relación que es el único alimento del matrimonio y la única forma de lograrlo es que sea una relación agradable para ella, que logre el orgasmo. Aclarando que es un beneficio que le corresponde por ser mujer y por ser esposa. Todas las esposas deben saber exigir su orgasmo lo que condiciona una serie de beneficios para el matrimonio y responsabilidad para el esposo; quien no querrá tener muy seguidas relaciones porque no siempre se está en condiciones de cumplir semejante perfomance.

El esposo debe tener siempre presente: la triple preparación de la esposa (pero como ya están casados es doble preparación: psicológica diaria es decir, ambiente de amor y cariño y la preparación física inmediata) con lo que despierta la sexualidad de la esposa y la excita haciendo que aumente su deseo sexual o líbido.

El hombre ya por herencia genética (naturaleza) nace con estimulación interna que comienza a manifestarse en la adolescencia (erecciones, deseos sexuales, etc); no así la mujer que necesita que el hombre la estimule pero como manifestación de amor sino el efecto será negativo.

El esposo debe saber todo esto y tener presente la importancia y su obligación de la estimulación inmediata de la esposa; ninguna esposa está autoestimulada para tener relaciones. Podrá estar psíquicamente predispuesta por la preparación psíquica diaria es decir el ambiente de amor y cariño del hogar pero es necesario que por estimulación física inmediata sus órganos se estimulen y preparen para el acto sexual.

El hombre tiene una preparación casi inmediata (siendo joven y normal)aunque no sea estimulado por ella.

Al esposo la preparación de la esposa lo estimula y excita; esta es otra de las diferencias entre hombre y mujer. Sepa el joven esposo que en el otro extremo del matrimonio, cuando sea mayor y a veces antes, necesitará él el estímulo de la esposa para lograr erección y materializar el acto sexual.

EN TODA ESTA DESCRIPCIÓN SE TOMA COMO EJEMPLO ESPOSOS JÓVENES, SANOS Y QUE SE AMAN. Por obvias razones no se detallan enfermedades de los esposos que pueden disminuir y hasta anular las posibilidades de relaciones sexuales.

Los adolescentes que lean estas páginas se darán cuenta que distantes están las relaciones sexuales matrimoniales de las que ellos están en condiciones de protagonizar y para esquematizar las diferencias se destacan en el cuadro siguiente.


Relaciones sexuales matrimoniales

1.-Manifestación física de máximo amor.
2.-De pleno amor sin egoismo.
3.-Arte, técnica y sacramento.
4.-Es la armonía del hogar.
5.-Acto consciente.
6.-Es un medio para demostrar y generar amor.


Relaciones sin responsabilidad

1.- No amor solo atracción sexual.
2.- Egoista, busca satisfacción personal (del varón).
3.- Arte, técnica y sacramento: ninguno de estos caracteres.
4.- Armonía del hogar: no tiene tal fin.
5.- Es instintivo e irresponsable.
6.- Es un fin: busca satisfacción erótica.


Preguntas y comentarios al autor de este artículo




 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foros de discusión
Mapas Mapa de Escritores actuales
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Escritores actuales
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
• Dirección Editorial de Catholic.net
• Dr. Guzmán Carriquiry
• P. José Antonio Medina
• Editoriales
• Conferencias episcopales
• Abdala Alberto
• Su vida y su obra
• Educación para el matrimonio
• Ya esposos
• Aguer Héctor, Mons.
• Aguiló Alfonso
• Álvarez Rodríguez Máximo
• Benedicto XVI, Joseph Ratzinger
• Bojorge Horacio S.J.
• Buela Carlos Miguel, Sacerdote del VE
• Burggraf Jutta
• Cabellos Llorente Pablo
• Caro, Gustavo
• Cases Enrique
• Casadevall Salvador
• Cipriani Thorne Juan Luis, Card.
• Chesterton G K
• Córdova Sergio
• Corcuera Álvaro LC
• Cuevas Aníbal
• Dennis Doren, L.C.
• DApice Gustavo Daniel
• De Ariño María Esther
• De Blas Mariano
• De Castro Claudio
• De Andrés Marcelino
• De Wohl Louis
• De las Heras Muela Jesús
• Dib Alberto Miguel
• Esquivel Juan Pablo
• Equipo de Buenas Noticias
• Escritores de Yo influyo
• Ferrán Juan José, L.C.
• Fernández Texeira Nunes Álvaro
• Mauricio I. Pérez
• Montiu José María
• García Olivas José Guillermo
• García Pedro Misionero Claretiano
• García Pimentel Luis
• Garza Medina Luis
• García José
• Ortega Trillo Alejandro L.C.
• Gómez Navarro Eusebio
• Guardini Romano
• Grupo Esfera Educativa
• Iraburu José María
• Irure Martín
• Jil Portilla José
• Juan Pablo II
• Larumbe Sergio, IVE
• Llera Vázquez Pedro Luis
• Lira Rugarcía Eugenio
• López Quintás Alfonso
• Loring Jorge
• Martín Descalzo José Luis
• Martín Rincón Estanislao
• Martínez Abad Eduardo
• Martí Ballester Jesús
• Mena Hernandez Víctor Hugo
• Mújica Jorge Enrique
• Munilla José Ignacio, Mons.
• Obispos de España
• Obispos de Latinoamérica
• Ortega Ruiz Pedro
• Parga Limón Ernesto
• Palencia Ramírez de Arellano Jorge, Monseñor
• Pascual, Fernando, L.C.
• López Pedraz, Juan SJ
• Pérez Gallego, José Luis
• Pérez Lozano José María
• Peña Ángel O.A.R.
• Pou Sabaté Llucià
• Quevedo Paulino
• Ramírez Mozqueda Alberto
• Ratero María Susana
• Rego de Planas, Lucrecia
• Rivilla San Martín Miguel
• Rivas Sánchez, Marcelo
• Rivero Antonio LC
• Ryan Michael
• Schwizer Nicolás
• Santos Felipe
• Sánchez Griese Germán
• Schooyans Michel
• Sánchez Sebastián
• Schmidt Oscar
• Tagle Moreno Hugo, padre de Schöenstatt
• Urbizu Guillermo
• Vélez Gustavo
• Volpacchio Eduardo María
• Zavala, Martín
Lista de correo


Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores en línea
Consulta a nuestro grupo de consultores, son más de 300 disponibles para responder todas tus dudas
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• Pontificio Consejo para los Laicos
• Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales
• Periodismo Católico
• Revista Arbil, apostando por los valores
• Web de Filosofía Ética, Javier Borrego

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

Eventos de la comunidad
ORAR - LEER - TRABAJAR, del Monje Trapense Ceferino Leardi OCSO
Presentación del Libro: ORAR LEER TRABAJAR, del Monje Trapense Ceferino Leardi OCSO
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
Sí, pero creo que no soy capaz
Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
Estoy satisfecho con mi vida de oración
No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foros de discusión
¡Participa!
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red