> English
> Français
> Italiano
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Empresarios católicos | sección
El Empresario Católico y la Política | categoría
Conducta Cristiana y Compromiso Político | tema
Autor: Dr. Carlos Álvarez Cozzi
Nueva era, próxima era y nueva tolerancia
Incompatibilidad con la fe cristiana
 

Como un fenómeno derivado del posmodernismo han aparecido corrientes de pensamiento que se conocen como la nueva era, la próxima era, o la nueva tolerancia, con manifestaciones en los campos filosófico, ético, incluso en la medicina (holística) y hasta en la música y el arte.

Es posible que algunas personas, como producto de su desorientación espiritual y de los momentos de crisis por los cuales están atravesando nuestros países en esta parte del continente americano, y otros incluso a nivel mundial, adhieran a tales corrientes de pensamiento y lo hagan de buena fe, pero no cabe duda que hay otros, los teóricos del movimiento, que conocen perfectamente el sincretismo de su elaboración y la utilización del “ropaje cristiano” para hacer incurrir en error a los demás.

Proclaman en síntesis que las declaraciones de creencias, valores morales, estilos de vida y percepción de la verdad, son todas iguales. Que no hay jerarquía de la verdad. Parten de la base que todas las creencias son iguales y que por ende, toda la verdad es relativa.

Naturalmente esto lleva al relativismo de la verdad y también de la ética y la moral. Pero paradójicamente, estos movimientos que, como vimos, proclaman la tolerancia de todas las ideas y creencias, ante la fe cristiana, -que se sustenta en la existencia de una verdad objetiva revelada por Dios en la Escritura, la Tradición y el Magisterio,- se muestran particularmente intolerantes, llegando incluso en algunos países hasta despedir docentes de las Universidades por el “pecado” de ser cristianos.

Pretenden realizar un sincretismo con conceptos cristianos, hablando de Dios, del Cristo o Maestro, etc., por lo cual se manifiestan como particularmente peligrosas porque pueden burlar la buena fe de muchos creyentes en Cristo que no tengan la suficiente información acerca del error en que éstas se sustentan a la luz de los Evangelios.

Por ello resulta fundamental señalar las contradicciones insalvables entre estas concepciones y la fe cristiana, a saber:


1. Concepto de Dios

La divinidad de la nueva era o de la próxima era es impersonal e incompatible con la fe cristiana. Ya no es el Dios Personal, Trinitario, Padre, Hijo y Espíritu Santo sino la energía, el vacío, la conciencia cósmica, el conocimiento, etc. El Dios Creador y providente viene olvidado por concepciones de cariz panteístico, naturalista y mitológico.


2. Concepto de hombre y la creación

Para estas concepciones el hombre es divino como lo son el resto de los seres del cosmos: animales, plantas, estrellas. El ser humano no es ya la imagen y semejanza de Dios por encima de otro ser creado. De acuerdo con este erróneo principio, los animales y las plantas, por ejemplo, tienen los mismos derechos y dignidad que los hombres.


3. Concepto de verdad

Los seguidores de la nueva era afirman que hay una única verdad: “no hay una única verdad”. La verdad se la fabrica uno de acuerdo con su propio mundo. El relativismo epistemológico, moral o religioso viene a suprimir el concepto de las verdades y de la Verdad que es Jesucristo. De ahí se deriva también el sincretismo y la concepción de que todas las religiones son iguales.


4. Concepto de Cristo y la salvación

Los partidarios de la nueva era presentan una concepción que no tiene nada que ver con la Revelación auténtica y la fe de los cristianos. Cristo deja de ser la segunda persona de la Santísima Trinidad hecho hombre, el salvador del mundo, para ser el principio cósmico, tejido divino, chispa que todos tenemos en nuestro ser divino. Para estas concepciones, el hombre se salva por su propio conocimiento, su evolución gnóstica y su autosanación espiritual, mas no necesita de una salvación divina, externa a sí mismo, sobrenatural, como creemos los cristianos, por derivarse ello de la Sagrada Escritura.


5. Concepto de oración

En el mundo sagrado de la nueva era la oración se convierte, en realidad, en una terapia de autoliberación personal. Yoga, zen, magia, drogas, taichi, eneagrama, etc., no son sino medios para alcanzar la autoredención. Este modo de considerar la oración no es compatible, naturalmente, con la oración cristiana que busca el contacto con Dios de corazón a corazón, para alabarle, darle gracias, pedirle perdón y suplicarle su ayuda. Para la nueva era la oración no es un momento de unión con Dios, para unir nuestra voluntad a la suya y así encontrar las gracias necesarias para amarle y serle fiel en nuestra vida, realizando obras coherentes con nuestra fe. En la oración del “newager” el hombre pierde su sentido comunitario, eclesial y de entrega a los demás, para dar paso a un encerramiento y a una egoísta autocomplacencia.


6. Concepto de vida después de la vida

Los cristianos, como es sabido, consideramos que tras la muerte corporal, al final de los tiempos, viene la resurrección de nuestros mismos cuerpos. La nueva era afirma que nuestra alma se reencarna de cuerpo en cuerpo en un ciclo de vidas terrenas después de la vida actual. La incompatibilidad entre estas dos posiciones es radical y diáfana.


7. Conclusión

Por todo ello, los cristianos debemos estar bien alertas a fin que estas doctrinas que proclaman falsas verdades e intentan parcialmente vestirse del ropaje de Cristo, no destruyan nuestra fe en el Dios de Jesucristo ni afecten nuestra vida cristiana. Es a nosotros cristianos, Pastores y Pueblo de Dios, que nos compete, comprendiendo y amando a los hermanos que están en el error, concomitantemente denunciar el mismo y así defender como a nuestro “tesoro”, confiado a su Iglesia por el Señor Jesucristo, la integridad de la revelación y de la fe verdadera.



Dr. Carlos Alvarez Cozzi

Profesor en las Facultades de Derecho y de Ciencias Económicas de la Universidad de la República, Montevideo, Uruguay. Profesor de la Maestría de Desarrollo Humano (a distancia) de la Universidad Libre Internacional de las Américas (ULIA)


 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foro para empresarios católicos
Mapas Mapa de Empresarios católicos
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Empresarios católicos
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
• ¿Qué ofrece la Comunidad de Empresarios Católicos?
• El Papa y los Empresarios Católicos
• La Doctrina Social de la Iglesia y los Empresarios Católicos
• Ética Empresarial Católica
• Valores y Virtudes del Empresario Católico
• Actualidad
• Economía Ética y Doctrina Social de la Iglesia
• El Empresario Católico y la Política
• Pastoral Obrera
• Conducta Cristiana y Compromiso Político
• Los Cristianos y la Democracia
• El Católico ante las Elecciones
• Filosofía Política Cristiana
• La Política Cristiana en la Historia
• Cristiandad e Identidad
• La Iglesia y el Derecho Internacional
• El Estado, la Iglesia y las Naciones
• Los Cristianos en Europa
• Iglesia y Problemas Internacionales
• Ética, Iglesia y Desarrollo Social
• La Teología de la Liberación
• La Iglesia y los Inmigrantes
• La Iglesia y los Derechos Humanos
• Aborto y Legislación
• Los Laicos, la Iglesia y los Jóvenes
• El Empresario Católico y la Familia Católica
• Líderes Sociales Católicos en Acción
• Formación Integral del Empresario Católico
• Temas a Debatir entre Empresarios
• Secretarías Católicas y Asistentes de Dirección
• Miembros Destacados de la Comunidad
• Noticias de los Miembros de la Comunidad
Lista de correo
Boletín con ensayos, artículos y consejos para aplicar la Doctrina Social de la Iglesia y la ética en el ámbito laboral y social.

Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la comunidad
Consultas acerca de problemas específicos de ética empresarial y la aplicación de la Doctrina Social Cristiana en la Empresa
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• E-cristians
• Eduexperts
• Fundación Guilé
• Fundación María Virgen Madre
• Impuestoporlavida.org

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad
Encuesta
¿Qué áreas de la Doctrina Social de la Iglesia deben establecer las empresas en sus códigos de ética? (Opción múltiple)
Medio ambiente
Pobreza y caridad
Trabajo y salario
Familia
Persona humana
Orden social
Economía
El Papel del Estado
Bien común
Solidaridad
Derechos Humanos
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foro para empresarios católicos
¡Participa!
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
Publicidad: