> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Ecumenismo y Diálogo interreligioso | sección
Las Antiguas Iglesias Orientales | categoría
Autor: Cristina Ferrer
Amor y verdad con nuestros hermanos separados
Abrirse a las iglesias de los hermanos separados, buscando intensificar aquellos que nos une y no profundizar lo que nos separa, es algo querido y buscado por un buen católico.
 
 Amor y verdad con nuestros hermanos separados
Amor y verdad con nuestros hermanos separados


Somos católicos, ¿en qué nos diferenciamos de las sectas?

Hoy hablaremos de cómo estamos llamados a tratar a los hombres, a todos, a los que creen y comparten nuestra vida con Jesús y a aquellos que no lo aceptan y también con aquellos que no tuvieron la oportunidad de conocerlo. Conoceremos lo que significa "ecumenismo" y cómo debemos de vivirlo.

¿Qué le pasa al mundo?

Mucha gente vive peleada. Muchas personas son intolerantes. Criticar, odiar, insultar, ultrajar y hasta matar son cosas que suceden a diario en nombre de la fe. No es algo nuevo. Ya, desde el Antiguo Testamento leemos de mártires, gente que prefirió morir antes que negar a Dios. Sabemos de guerras en la antigua Yugoslavia, de matanzas en pueblos mexicanos, de terror y destrucción en África. Y a nosotros, ¿nos afecta todo esto de alguna manera?

Hace pocos años, murió la madre Teresa de Calcuta. Una monja rumana, católica, a quién Dios le pidió que se encargara de los más desprotegidos, de moribundos y huérfanos. Ella vivía en la India, donde el nivel de pobreza llega al extremo de hombres muriendo en las calles. En la India hay muchísimas religiones y el grupo católico es realmente muy pequeño.

La madre Teresa recogía a todos, en todos veía a Jesucristo sufriendo y a todos brindaba, un inmenso amor. Cuando ella murió, se reunieron gentes de todas las razas y religiones y todos la lloraron. En ella habían encontrado un ser extraordinario: capaz de amar a todos y de vivir en la verdad, porque ella vivía con Cristo y para Cristo.

La Iglesia nos enseña

Ya hemos visto bastante sobre lo que creen o no creen los que no siguen a Cristo dentro de la Iglesia católica. Ahora, vamos a ver en qué creemos nosotros. Y cómo debemos de actuar con nuestros hermanos separados.

Lo que creemos:

La Iglesia católica es la única verdadera, hay pruebas que viene directamente de los Apóstoles y nunca se ha roto su continuidad. Creemos en las enseñanzas de Cristo por tradición, por la Biblia y por el Magisterio de la Iglesia. Tenemos una cabeza invisible, que es Cristo y, una cabeza visible, que es el Papa. Los Sacramentos son signos sensibles, instituidos por Jesucristo, que producen la Gracia de Dios y son siete. Cada uno tiene su gracia especial para ayudarnos a nuestra salvación, la cual alcanzamos por la Fe, la Esperanza y, sobretodo, por la Caridad

Es decir, nos salvamos por:
- el amor que le tenemos a Dios
- el amor que la Caridad con la que tratamos al prójimo y
- por nuestras obras buenas.

Además, creemos en la virginidad de la Virgen María, verdad que los protestantes niegan. La Iglesia Católica está haciendo todo lo posible por volver a unificar la Iglesia para que se cumpla lo que Jesucristo quiere: "un sólo rebaño y un sólo Pastor".

Cristo nos dejó al Espíritu Santo hasta el fin de los tiempos y a San Pedro, como primera piedra de la Iglesia de Cristo. (Mt. 16 18-20)

¿Qué es el Ecumenismo?

En primer lugar, hay que explicar que la palabra "ecuménico" no es un adjetivo despectivo. Por el contrario, el esfuerzo por abrirse a las iglesias de los hermanos separados, buscando intensificar aquellos que nos une y no profundizar lo que nos separa, es algo querido y buscado por un buen católico.

El Año Santo Jubilar que celebramos, el año 2000, se ha caracterizado por algo muy especial: la caridad y el perdón. Junto al Santo Padre, los dirigentes de las otras iglesias cristianas abrieron la puerta santa de la catedral de San Pablo Extramuros, en Roma. Un acto sin precedentes. ¡Nunca un Papa había invitado a los jefes de las iglesias separadas a abrir la Puerta Santa!

Pero el mensaje del Papa Juan Pablo II fue directo: los hijos de Dios, los bautizados y seguidores de Jesús, todos unidos debemos celebrar el año de Gracia.

La actitud de la Iglesia es muy clara: nos pide amar, orar y sacrificarnos por la unión de todos los cristianos. No debemos rechazar a nadie, debemos amarlos y respetarlos.

Ecumenismo católico
Siempre en el corazón de los católicos la separación de los ortodoxos y de los protestantes fue vista como una profunda herida a la Iglesia de Cristo.

El Concilio Ecuménico Vaticano II señala que "promover la restauración de la unidad entre todos los cristianos es uno de nuestros propósitos. Porque una sola es la Iglesia fundada por Cristo Señor". Es costumbre del Papa Juan Pablo II, en todos sus viajes, orar en común con los representantes de los hermanos separados.

Consejo Ecuménico de las Iglesias.
Este organismo nació en 1948, en la Asamblea de Amsterdam, Holanda con la participación de 147 Iglesias Protestantes y algunas Ortodoxas.

Su sede permanente está en Ginebra, Suiza. No se trata de una super-Iglesia o algo por el estilo. Tampoco representa a la Iglesia Universal. El Consejo Ecuménico busca ser un "órgano de unidad". Es un instrumento para favorecer los contactos entre las distintas denominaciones y con la misma Iglesia Católica. Para que una agrupación religiosa sea admitida, el Consejo Ecuménico exige la aceptación de Cristo Jesús, como Dios y Salvador. No exige la fe en la Trinidad.

Jesús dejó a la Iglesia como depositaria de su Gracia. El Espíritu Santo se ha quedado con nosotros para guiarnos y, con sus dones, facilitarnos el camino. Recordemos que Jesús dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida".

Formas prácticas de vivir en la verdad:

En Dios no cabe la mentira, porque Él es la verdad y Él es el amor. Si caminamos con Jesús y permanecemos fieles a Su Iglesia sabemos que caminamos por la verdad . Para caminar con Él, se requieren algunas actitudes de nuestra parte:
1. creer y querer: se trata de creer que lo que Jesús nos dice es la verdad y querer actuar conforme a esta verdad
2. conocer: buscar las ocasiones para formarnos, para conocer mejor nuestra fe (leer libros, ir a cursos, escuchar con atención en Misa)
3. orar: la oración y la vida sacramental son los medios que nos permiten estar más cerca de Jesús. Sólo cerca de Él podremos escucharle y saber qué quiere de mí. Además, la oración y el sacrificio son dos armas magníficas para serle siempre fiel. Él nos dijo: "Vigilen y oren para que no caigan en tentación".

La única manera de vivir la verdad que Jesús nos pide es mediante el amor delicado para con nuestros semejantes. "Quien dice que ama a Dios, a quien no ve, y no ama a su prójimo, a quien sí ve, es un mentiroso".

Nosotros estamos llamados a ser testigos del amor. De los primeros cristianos se decía: "Miren cómo se aman", porque vivían como verdaderos hermanos y siempre estaban dispuestos a amar a los demás. Fue este testimonio de amor el que acercó a tantos hombres a convertirse a la fe verdadera. El amor acerca a los hombres a la verdad.

Ya dijimos que Dios es amor y verdad. El mundo se siente atraído ante estas realidades, porque todos buscamos el bien, la paz. Ciertamente no es fácil vivir en la verdad y el amor, tenemos muchas tentaciones para ser egoístas, para acomodar la realidad a nuestra conveniencia, pero tampoco es algo imposible de hacer. Este Año Santo la Iglesia dedica su oración y sacrificio para pedir perdón, sobre todo perdón por aquellas veces en que el amor no fue una norma de vida. La Iglesia pide este año por la unidad de los cristianos y es un paso muy difícil.

Nosotros podemos poner nuestro granito de arena. ¿Cómo?
- rezando por la unidad de la Iglesia
- Ofreciendo sacrificios por ella
- Amando profundamente a todos los hombres
- Haciéndonos fuertes en la fe mediante la petición; "Señor, aumenta mi fe" y el estudio del catecismo y la Biblia.
- Pidiendo perdón por las veces en que no amamos, en la confesión y, también, personalmente a aquellas personas a quienes les hemos fallado
- Perdonando a aquellos que nos ofendieron
- Ofreciendo nuestro Rosario en familia por la unidad de los cristianos

Se trata de cosas que todos podemos hacer, se trata de querer.
Vamos a decirle a Jesús sí quiero, sí quiero amarte en los demás, sí quiero ser testigo de tu amor entre los hombres. No es tan difícil, porque Jesús está con nosotros, nos da su gracia y su fuerza.

Cuida tu Fe

Hay personas que, siendo católicos, creen que son superiores y miran con desprecio a quienes pertenecen a otras sectas o religiones. ¡Cuidado! El arma más fuerte que tienen los seguidores de Cristo es el amor, la Caridad sin límites para con todos los hijos de Dios. Si no practicamos la Caridad universal, difícilmente estaremos viviendo el espíritu ecuménico que el santo Padre, Juan Pablo II nos pide. No olvidemos nunca que ¡el amor es más fuerte! Y es el único camino que debemos seguir para fomentar la unidad.


 

 
 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
 
 
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foros de discusión
Mapas Mapa de Ecumenismo y Diálogo interreligioso
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Ecumenismo y Diálogo interreligioso
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
La separación de los cristianos y el ecumenismo
Declaraciones conjuntas diálogo interreligioso
Acción ecuménica de la Iglesia
Encuentros ecuménicos
La Iglesia Anglicana
La Iglesia Ortodoxa
La Iglesia Protestante
Las Antiguas Iglesias Orientales
Antiguas Iglesias Orientales
Instituciones y grupos ecuménicos
Diálogo interreligioso
La religión del pueblo judío
Diálogo interreligioso con el Judaísmo
Diálogo interreligioso con el Islam
El fenómeno religioso
Libertad religiosa
Base documental
Grupos radicales político-religiosos
 
Lista de correo


Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la sección
Un espacio para dialogar con nuestros hermanos de las iglesias cristianas, descubriendo los tesoros que tenemos en común, para crecer juntos en el conocimiento y la alabanza de Nuestro Señor Jesucristo, único Nombre dado a los hombres para nuestra salvación
Ver todos los consultores
Apoyan a la sección
E-cristians
Buscadores del Reino

Ver todas las alianzas que apoyan a la sección
Encuesta
¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
Sí, pero creo que no soy capaz
Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
Estoy satisfecho con mi vida de oración
No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foros de discusión
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red