> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Conoce tu fe | sección
Filosofía | categoría
Autor: Por Lino Iglesias Rodríguez* | Fuente: En Gran Enciclopedia Rialp (GER), Tomo III, páginas 219 y s.
Asociación de Ideas
La noción de asociación de ideas fue introducida en psicología, por Aristóteles.
 
ASOCIACIÓN DE IDEAS



La noción de asociación de ideas fue introducida en psicología, por Aristóteles, quien señaló que cuando tratamos de buscar una impresión conservada en la memoria, se facilita esta búsqueda si conseguimos acordarnos de otras que tengan relaciones de similitud, oposición o proximidad temporal y espacial, con las que buscamos. Estas tres condiciones: semejanza, contraste y proximidad, fueron consideradas como las leyes (o principios) primarias de la asociación de ideas, porque eran las que determinaban la fuerza de la ligazón entre las ideas.

El curso de la vida psíquica es imaginado como asociación de elementos que se reúnen en conjuntos y se suscitan mutuamente en la sucesión temporal de la conciencia. Los elementos se llaman representaciones. La explicación objetiva de la existencia o de la sucesión automática de elementos psíquicos, o bien es posible por la relación con procesos corporales tangibles, o psicológicamente por los conceptos que se agrupan en la teoría de los mecanismos de la asociación de ideas, de acuerdo con la cual imaginamos lo psíquico desmenuzado en incontables elementos, que pasan unos tras otros por la conciencia como una cadena. Estos elementos dejan tras de sí algunas disposiciones extraconscientes, desde las que pueden volver nuevamente a ser conscientes. Las disposiciones son imaginadas, ligadas entre sí. No se actualizan casi nunca por sí solas, sino casi siempre por estímulo de esas relaciones (asociaciones). Las asociación de ideas son de dos clases: originarias (asociación de ideas por similitud, o del todo general: por conexión objetiva) o adquiridas (según la relación subjetiva).

En el curso de las representaciones hay en cada instante posibilidades incontables de procesos asociativos, pero sólo pocas de esas posibilidades se vuelven actuales. Existen una serie de condiciones en extremo complejas de la tendencia a la asociación de ideas que en conjunto se denominan constelación. Fuera de la constelación se investigó un segundo factor en principio fundamentalmente distinto, que ocasiona la elección de determinadas asociación de ideas de entre la infinitud de las posibles, es decir, las representaciones de finalidades. Se llaman tendencias determinantes a las causas extraconscientes vinculadas a la conciencia del fin. Los modos de asociación de ideas (por similitud y por experiencia), la constelación y las tendencias determinantes son los principios mediante cuyo desarrollo se explican objetivamente los procesos psíquicos. Todo puede estar asociado con todo en lo psíquico. Muchos psicólogos se han inclinado a admitir que todo lo psíquico se puede atribuir a simples elementos, las sensaciones y los sentimientos simples, con cuya ligazón asociativa se edificarían las formaciones más complicadas.

Éste es un error que se basa en la confusión de dos vinculaciones completamente distintas, la ligazón asociativa y la ligazón de la acción o activa. En aquélla la aparición de un elemento (percepción o palabras como elementos) suscita al otro, mientras que en la segunda una palabra que significa un objeto, experimenta en esa comprensión una ligazón activa o de acción: palabra y objeto constituyen ahora para él una nueva unidad, mientras que en la ligazón puramente asociativa la conexión no existe para el que la experimenta, sino para el observador.

Numerosos elementos son concebidos en la vida psíquica de golpe, en un acto, y captados como un todo que es algo nuevo frente a los diversos elementos. Una idea se construye sobre otras ideas, sobre representaciones y percepciones, que, en conjunto, se convierten en ideas, en unidades para el sujeto. Esta experiencia unitaria es, desde el punto de vista psicológico-asociativo, un nuevo elemento.

La aplicación de las leyes de la asociación de ideas a la psicología experimental del aprendizaje se debe a H. Ebbinghaus, según el cual el primer tipo de aprendizaje puede llamarse aprendizaje por asociación de ideas; sus estudios permitieron establecer una serie de leyes, que ya son clásicas, mediante la variación de las condiciones experimentales. S. Freud propuso como método fundamental de su psicoanálisis, la asociación (libre) de ideas.

El sujeto debe decir, sin ocultar nada, todo lo que se le ocurra. En estas condiciones las cadenas asociativas son modificadas y orientadas en su desarrollo por la acción de los fenómenos inconscientes y el observador podrá, a partir de las perturbaciones asociativas, remontarse a los fenómenos inconscientes que se hallan en su origen. Freud unió el análisis de los sueños a la asociación libre. En psicopatología se estudian los trastornos de la asociación de las ideas en distintos trastornos psíquicos; E. Bleuler ve en cierto tipo de alteración asociativa uno de los síntomas cardinales de la esquizofrenia.
 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foros de discusión
Mapas Mapa de Conoce tu fe
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Conoce tu fe
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
Los Sacramentos, lo que la Iglesia celebra
Mariología
Moral y Mandamientos, lo que la Iglesia vive
Biblia y Tradición
Escatología
Eclesiología
Liturgia
Filosofía
¿Qué es la Filosofía?
Historia de la filosofía
Teología Natural (Teodicea)
Antropología Filosófica
Ética y Moral
Lógica y crítica
Metafísica y cosmología
Teología
Encuestas sobre el Catecismo de la Iglesia Católica
Año de la Fe
Curso de Biblia on-line
Curso de Los Diez Mandamientos on-line
Curso on line: Historia de la Iglesia siglo a siglo
Curso de Patrología en audio
Curso de Espiritualidad Renovada: la santidad
 
Lista de correo


Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la sección
Consulta cualquier duda acerca de las principales verdades de la fe católica, su congruencia con la razón y las normas para vivirlas. Cuestiones apologéticas para saber defender tu fe ante el ataque de las sectas y de doctrinas y corrientes contrarias a la misma
Ver todos los consultores
Apoyan a la sección
Aciprensa
Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Buscadores del Reino
ARVO NET
Instituto del Verbo Encarnado, Medio Oriente

Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

Eventos
VI JORNADA DE EVANGELIZACION FAMILIAR "Caminando y Compartiendo nuestra Fe"
Evangelizacion Familiar con grandes invitados.
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
Sí, pero creo que no soy capaz
Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
Estoy satisfecho con mi vida de oración
No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foros de discusión
¡Participa!
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red