> English
> Français
> Italiano
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Secciones  |  Comunidades  |  Servicios  |  Opiniones  |  Alianzas  |  Mapa del sitio
Documentos de apoyo | Base documental de Catholic.net

Más allá de la Muerte

Autor: P. Angel Peña O.A.R.
Cada día mueren más de 200.000 personas y más de 73 millones cada año. ¿Cuántos millones han existido desde el principio del mundo? Y ahora ¿donde están? ¿Qué hay después de la muerte?
Indice:
• Introducción general
Introducción
1.- PRIMERA PARTE: EL PURGATORIO
2.- SEGUNDA PARTE: REFLEXIONES SOBRE LOS NIÑOS MUERTOS SIN BAUTISMO
3.- CONCLUSIÓN

Más allá de la Muerte
Autor: P. Angel Peña O.A.R.

Capítulo 11: Mensaje a los padres de niños bautizados

MENSAJE A LOS PADRES DE NIÑOS MUERTOS BAUTIZADOS

Queridos papás:
Han sufrido en carne propia el inmenso dolor de haber perdido a un niño pequeño, que era la luz de sus ojos, la alegría y la felicidad de sus vidas, sobre todo, si era hijo único. No me hagan preguntas sobre el porqué. Sólo Dios les podría responder y sólo Él puede curar su dolor. Lo único que puedo decirles es que no se dejen llevar de la desesperación. Tengan fe y esperanza. Dios “Hace concurrir todas las cosas para el bien de los que le aman” (Rom 8,28), aunque no lo comprendamos. En el plan de salvación de Dios, nada se pierde, todo tiene su sentido. Hasta el sufrimiento de los niños inocentes puede ayudar a la salvación del mundo.

Piensen en su hijo y digan con fe: “Dios me lo dio, Dios me lo quitó. ¡Bendito sea el nombre de Dios!” (Job 1,21). Piensen que su hijo está ya en los brazos de Dios, disfrutando de la plena felicidad del cielo. Una vez muerto bautizado, lleno de Dios, purificado por el amor de Dios en el bautismo, fue directamente a la gloria celestial. Por eso, en este momento difícil de sus vidas, levanten la cabeza y digan como Jesús: “Padre mío, que no se haga mi voluntad sino la tuya” (Mt 26,39).

Desde el cielo velará por Uds. y les acompañará como un nuevo ángel custodio, que les ayudará en su caminar hacia la patria celestial. ¡Su hijo vive y es plenamente feliz! ¡No lo han perdido para siempre, han ganado un ángel para su familia! A partirde ahora, amén con un amor especial a todos los niños, que toquen la puerta de su hogar. Nunca los rechacen por el aborto. Defiendan a los niños indefensos, que van a ser asesinados por sus propios padres. Y a los que han muerto sin la gracia del bautismo, bautícenlos con su oración y su amor, y acójanlos en su familia.

¡Hagan felices a todos los niños. Dios se lo premiará!
“Qué puede haber más bello y hermoso
que la sonrisa de un niño que ríe feliz”

.
 Ver otros documentos de apoyo
 Indice del documento
 Siguiente capitulo:
 Introducción
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red