> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Secciones  |  Comunidades  |  Servicios  |  Opiniones  |  Alianzas  |  Mapa del sitio
Documentos de apoyo | Base documental de Catholic.net

Para descargar la Biblia completa de click aquí
Formato: Word (.zip) Tamaño: 2.26 MB
Primera Epístola a los Corintios

Autor: La Biblia

La 1Cor refleja, por tanto, el medio ambiente de aquella ciudad que se vanagloriaba de su libertad, y cuya comunidad había fundado en colaboración con un matrimonio venido de Roma, Priscila y Aquila (Hch 18,1-3). Pablo trabajó allí durante año y medio, y dejó su impronta personal. Sin embargo, poco después de su marcha, aparecieron problemas, algunos muy graves. Lo primero que se constata actualmente es la división que existe dentro de los diferentes grupos y partidos, que se atienen a los líderes que han pasado por allí: Pablo, Apolo, Pedro... El apóstol quiere cortar de raíz esa división recurriendo a la identidad de la comunidad: la sabiduría de la cruz (1Cor 1,10-4,21). También corrige algún caso de inmoralidad, como el de quien se ha casado con la mujer de su padre, su madrastra en realidad (1Cor 5); o la preocupación que le causa el que los cristianos se permitan recurrir a los tribunales paganos sin ser capaces de perdonarse entre ellos (1Cor 6).

Indice:
• Introducción general
1.- 1 Corintios 1
2.- 1 Corintios 2
3.- 1 Corintios 3
4.- 1 Corintios 4
5.- 1 Corintios 5
6.- 1 Corintios 6
7.- 1 Corintios 7
8.- 1 Corintios 8
9.- 1 Corintios 9
10.- 1 Corintios 10
11.- 1 Corintios 11
12.- 1 Corintios 12
13.- 1 Corintios 13
14.- 1 Corintios 14
15.- 1 Corintios 15
16.- 1 Corintios 16

Primera Epístola a los Corintios
Autor: La Biblia

Capítulo 13: 1 Corintios 13


1 Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo caridad, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe.
2 Aunque tuviera el don de profecía, y conociera todos los misterios y toda la ciencia; aunque tuviera plenitud de fe como para trasladar montañas, si no tengo caridad, nada soy.
3 Aunque repartiera todos mis bienes, y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo caridad, nada me aprovecha.
4 La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe;
5 es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal;
6 no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad.
7 Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta.
8 La caridad no acaba nunca. Desaparecerán las profecías. Cesarán las lenguas. Desaparecerá la ciencia.
9 Porque parcial es nuestra ciencia y parcial nuestra profecía.
10 Cuando vendrá lo perfecto, desaparecerá lo parcial.
11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño. Al hacerme hombre, dejé todas las cosas de niño.
12 Ahora vemos en un espejo, en enigma. Entonces veremos cara a cara. Ahora conozco de un modo parcial, pero entonces conoceré como soy conocido.
13 Ahora subsisten la fe, la esperanza y la caridad, estas tres. Pero la mayor de todas ellas es la caridad.

.
 Ver otros documentos de apoyo
 Indice del documento
 Siguiente capitulo:
 1 Corintios 14
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red