> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Secciones  |  Comunidades  |  Servicios  |  Opiniones  |  Alianzas  |  Mapa del sitio
Documentos de apoyo | Base documental de Catholic.net

Para descargar la Biblia completa de click aquí
Formato: Word (.zip) Tamaño: 2.26 MB
Sabiduría

Autor: La Biblia

Nos hallamos ante un libro sobre el arte de gobernar, un libro de teología política, es decir, de reflexión sobre la política desde la fe, una obra que tiene como idea central la justicia en el gobierno. No deja de ser un texto de sabiduría, de tema sapiencial, pero que parte del convencimiento de que no existe sabiduría fuera de la justicia. El autor finge ser el rey Salomón y escribe su obra para exhortar a los paganos-los que regís la tierra (Sab 1,1), reyes gobernantes del c°be hasta sus confines… (Sab 6,1)- a buscar y practicar esa sabiduría-justicia, porque con ella conseguirán todos los bienes imaginables, incluso la inmortalidad (Sab 1,15; 8,17). La inmortalidad es, según este autor, el primero y el único que lo afirma en todo el Antiguo Testamento, el verdadero destino del hombre: Dios nos hizo la muerte, ni goza destruyendo a los vivientes… Dios creó al hombre para la inmortalidad (Sab 1,13;2,23). Porque Dios es Señor, amigo de la vida, una de las más hermosas cosas que se dicen de Dios en toda la Biblia (Sab 11,26).

Indice:
• Introducción general
1.- Sabiduría 1
2.- Sabiduría 2
3.- Sabiduría 3
4.- Sabiduría 4
5.- Sabiduría 5
6.- Sabiduría 6
7.- Sabiduría 7
8.- Sabiduría 8
9.- Sabiduría 9
10.- Sabiduría 10
11.- Sabiduría 11
12.- Sabiduría 12
13.- Sabiduría 13
14.- Sabiduría 14
15.- Sabiduría 15
16.- Sabiduría 16
17.- Sabiduría 17
18.- Sabiduría 18
19.- Sabiduría 19

Sabiduría
Autor: La Biblia

Capítulo 9: Sabiduría 9



Oración para obtener la Sabiduría

9 1 "Dios de los Padres y Señor misericordioso, que hiciste todas las cosas con tu palabra,
2 y con tu Sabiduría formaste al hombre,
para que dominara a los seres que tú creaste,
3 para que gobernara el mundo con santidad y justicia
e hiciera justicia con rectitud de espíritu:
4 dame la Sabiduría, que comparte tu trono,
y no me excluyas del número de tus hijos.

5 Porque yo soy tu servidor y el hijo de tu servidora,
un hombre débil y de vida efímera,
de poca capacidad para comprender el derecho y las leyes;
6 y aunque alguien sea perfecto entre los hombres,
sin la Sabiduría que proviene de ti, será tenido por nada.

7 Tú me preferiste para que fuera rey de tu pueblo
y juez de tus hijos y de tus hijas.

8 Tú me ordenaste construir un Templo sobre tu santa montaña
y un altar en la ciudad donde habitas,
réplica del santo Tabernáculo
que habías preparado desde el principio.

9 Contigo está la Sabiduría, que conoce tus obras
y que estaba presente cuando tú hacías el mundo;
ella sabe lo que es agradable a tus ojos
y lo que es conforme a tus mandamientos.

10 Envíala desde los santos cielos,
mándala desde tu trono glorioso,
para que ella trabaje a mi lado
y yo conozca lo que es de tu agrado:
11 así ella, que lo sabe y lo comprende todo,
me guiará atinadamente en mis empresas
y me protegerá con su gloria.
12 Entonces, mis obras te agradarán,
yo gobernaré a tu pueblo con justicia
y seré digno del trono de mi padre.

13 ¿Qué hombre puede conocer los designios de Dios
o hacerse una idea de lo que quiere el Señor?

14 Los pensamientos de los mortales son indecisos
y sus reflexiones, precarias,
15 porque un cuerpo corruptible pesa sobre el alma
y esta morada de arcilla oprime a la mente
con muchas preocupaciones.

16 Nos cuesta conjeturar lo que hay sobre la tierra,
y lo que está a nuestro alcance lo descubrimos con esfuerzo;
pero ¿quién ha explorado lo que está en el cielo?

17 ¿Y quién habría conocido tu voluntad
si tú mismo no hubieras dado la Sabiduría
y enviado desde lo alto tu santo espíritu?
18 Así se enderezaron los caminos de los que están sobre la tierra,
así aprendieron los hombres lo que te agrada
y, por la Sabiduría, fueron salvados".

LA ACCIÓN DE LA SABIDURÍA EN LA HISTORIA: MEDITACIÓN SOBRE EL ÉXODO

El Libro concluye con una larga meditación sobre la acción de la Sabiduría en la historia. Después de una breve introducción que se remonta hasta Adán, el autor se detiene en los acontecimientos del Éxodo, de los que extrae una enseñanaza para el presente. El recuerda a los judíos residentes en Egipto que ya en otro tiempo sus antepasados tuvieron mucho que padecer en aquel país, pero el Señor desplegó todo su poder para librarlos de la opresión. Así aquel Éxodo es presentado como el arquetipo de todas las intervenciones de Dios en favor de su Pueblo.

Un principio guía la interpretación de los hechos: todo lo que sirvió para castigar a los enemigos de Israel se convirtió en un beneficio para el Pueblo de Dios (11. 5). Con el fin de dar más relieve y vivacidad a esta enseñanza, el autor maneja con mucha libertad las tradiciones bíblicas, idealizando los acontecimientos y adornándolos ocasionalmente con elementos legendarios. Además, en una extensa polémica contra la idolatría (caps. 13 - 15), él trata de preservar a los judíos de la apostasía y de mostrar a los paganos la inconsistencia de su propia religión.



.
 Ver otros documentos de apoyo
 Indice del documento
 Siguiente capitulo:
 Sabiduría 10
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red