> English
> Français
> Italiano
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Secciones  |  Comunidades  |  Servicios  |  Opiniones  |  Alianzas  |  Mapa del sitio
Documentos de apoyo | Base documental de Catholic.net

Para descargar la Biblia completa de click aquí
Formato: Word (.zip) Tamaño: 2.26 MB
Los Salmos

Autor: La Biblia

(Los números de los Salmos entre paréntesis corresponden a la Vulgata) La gente joven reúne a veces en un cuaderno o en una carpeta, para tenerlas siempre a mano, aquellas canciones que le gustan:modernas, populares, religiosas, de campamento, etc. Lo más normal es que estén reunidas sin orden ni concierto, es decir, mezcladas las canciones modernas con las antiguas, las de distintos temas y estilos, las de deistintos autores-con el nombre de los autores y cantantes o sin él-. Pues algo así es el libro de los Salmos: un cantoral con ciento cincuenta cantos de tipo religioso, de muy diversas épocas y autores, que se fueron agrupando con el correr del tiempo. Los salmos son la oración de Israel, la experiencia religiosa de un pueblo cuajada, a lo largo de los siglos, en estas oraciones apasionadas o serenas, llenas de confianza en su Señor o de impaciencia porque su ayuda parece retrasarse. A Dios le hablan de tú a tú, con una increíble libertad, incluso con descaro. En la oración los israelitas gritan de entusiasmo y gimen de dolor, se recrean en las acciones de Dios y, a veces, le exigen una respuesta o intentan provocar su ira y su venganza.

Indice:
• Introducción general
1.- Salmo 1
2.- Salmo 2
3.- Salmo 3
4.- Salmo 4
5.- Salmo 5
6.- Salmo 6
7.- Salmo 7
8.- Salmo 8
9.- Salmo 9
10.- Salmo 10
11.- Salmo 11 (10)
12.- Salmo 12 (11)
13.- Salmo 13 (12)
14.- Salmo 14 (13)
15.- Salmo 15 (14)
16.- Salmo 16 (15)
17.- Salmo 17 (16)
18.- Salmo 18 (17)
19.- Salmo 19 (18)
20.- Salmo 20 (19)
21.- Salmo 21 (20)
22.- Salmo 22 (21)
23.- Salmo 23 (22)
24.- Salmo 24 (23)
25.- Salmo 25 (24)
26.- Salmo 26 (25)
27.- Salmo 27 (26)
28.- Salmo 28 (27)
29.- Salmo 29 (28)
30.- Salmo 30 (29)
31.- Salmo 31 (30)
32.- Salmo 32 (31)
33.- Salmo 33 (32)
34.- Salmo 34 (33)
35.- Salmo 35 (34)
36.- Salmo 36 (35)
37.- Salmo 37 (36)
38.- Salmo 38 (37)
39.- Salmo 39 (38)
40.- Salmo 40 (39)
41.- Salmo 41 (40)
42.- Salmo 42 (41)
43.- Salmo 43 (42)
44.- Salmo 44 (43)
45.- Salmo 45 (44)
46.- Salmo 46 (45)
47.- Salmo 47 (46)
48.- Salmo 48 (47)
49.- Salmo 49 (48)
50.- Salmo 50 (49)
51.- Salmo 51 (50)
52.- Salmo 52 (51)
53.- Salmo 53 (52)
54.- Salmo 54 (53)
55.- Salmo 55 (54)
56.- Salmo 56 (55)
57.- Salmo 57 (56)
58.- Salmo 58 (57)
59.- Salmo 59 (58)
60.- Salmo 60 (59)
61.- Salmo 61 (60)
62.- Salmo 62 (61)
63.- Salmo 63 (62)
64.- Salmo 64 (63)
65.- Salmo 65 (64)
66.- Salmo 66 (65)
67.- Salmo 67 (66)
68.- Salmo 68 (67)
69.- Salmo 69 (68)
70.- Salmo 70 (69) =40:14-18
71.- Salmo 71 (70)
72.- Salmo 72 (71)
73.- Salmo 73 (72)
74.- Salmo 74 (73)
75.- Salmo 75 (74)
76.- Salmo 76 (75)
77.- Salmo 77 (76)
78.- Salmo 78 (77)
79.- Salmo 79 (78)
80.- Salmo 80 (79)
81.- Salmo 81 (80)
82.- Salmo 82 (81)
83.- Salmo 83 (82)
84.- Salmo 84 (83)
85.- Salmo 85 (84)
86.- Salmo 86 (85)
87.- Salmo 87 (86)
88.- Salmo 88 (87)
89.- Salmo 89 (88)
90.- Salmo 90 (89)
91.- Salmo 91 (90)
92.- Salmo 92 (91)
93.- Salmo 93 (92)
94.- Salmo 94 (93)
95.- Salmo 95 (94)
96.- Salmo 96 (95)
97.- Salmo 97 (96)
98.- Salmo 98 (97)
99.- Salmo 99 (98)
100.- Salmo 100 (99)
101.- Salmo 101 (100)
102.- Salmo 102 (101)
103.- Salmo 103 (102)
104.- Salmo 104 (103)
105.- Salmo 105 (104)
106.- Salmo 106 (105)
107.- Salmo 107 (106)
108.- Salmo 108 (107)
109.- Salmo 109 (108)
110.- Salmo 110 (109)
111.- Salmo 111 (110)
112.- Salmo 112 (111)
113.- Salmo 113 (112)
114.- Salmo 114 (113 A)
115.- Salmo 115 (113 B)
116.- Salmo 116 (114-115)
117.- Salmo 117 (116)
118.- Salmo 118 (117)
119.- Salmo 119 (118)
120.- Salmo 120 (119)
121.- Salmo 121 (120)
122.- Salmo 122 (121)
123.- Salmo 123 (122)
124.- Salmo 124 (123)
125.- Salmo 125 (124)
126.- Salmo 126 (125)
127.- Salmo 127 (126)
128.- Salmo 128 (127)
129.- Salmo 129 (128)
130.- Salmo 130 (129)
131.- Salmo 131 (130)
132.- Salmo 132 (131)
133.- Salmo 133 (132)
134.- Salmo 134 (133)
135.- Salmo 135 (134)
136.- Salmo 136 (135)
137.- Salmo 137 (136)
138.- Salmo 138 (137)
139.- Salmo 139 (138)
140.- Salmo 140 (139)
141.- Salmos 141 (140)
142.- Salmo 142 (141)
143.- Salmo 143 (142)
144.- Salmo 144 (143)
145.- Salmo 145 (144)
146.- Salmo 146 (145)
147.- Salmo 147 (146-147)
148.- Salmo 148
149.- Salmo 149
150.- Salmo 150

Los Salmos
Autor: La Biblia

Capítulo 2: Salmo 2



EL REY DAVÍDICO, FIGURA DEL MESÍAS

La rebelión de los reyes vasallos

1 ¿Por qué se amotinan las naciones
y los pueblos hacen vanos proyectos?

2 Los reyes de la tierra se sublevan,
y los príncipes conspiran
contra el Señor y contra su Ungido:
3 "Rompamos sus ataduras,
librémonos de su yugo".

El Señor, defensor de su Ungido

4 El que reina en el cielo se sonríe;
el Señor se burla de ellos.

5 Luego los increpa airadamente
y los aterra con su furor:
6 "Yo mismo establecí a mi Rey
en Sión, mi santa Montaña".

Los privilegios del Rey

7 Voy a proclamar el decreto del Señor:
Él me ha dicho: "Tú eres mi hijo,
yo te he engendrado hoy.

8 Pídeme, y te daré las naciones como herencia,
y como propiedad, los confines de la tierra.

9 Los quebrarás con un cetro de hierro,
los destrozarás como a un vaso de arcilla".

Advertencia contra los rebeldes

10 Por eso, reyes, sean prudentes;
aprendan, gobernantes de la tierra.
11 Sirvan al Señor con temor;
12 temblando, ríndanle homenaje,
no sea que se irrite y vayan a la ruina,
porque su enojo se enciende en un instante.
¡Felices los que se refugian en él!


.
 Ver otros documentos de apoyo
 Indice del documento
 Siguiente capitulo:
 Salmo 3
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red