> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Aprende a orar | sección
Devocionario | categoría
Moniciones para la misa | tema
Autor: P. Domingo Vásquez Morales | Fuente: Catholic.net
Monición para el II Domingo del Tiempo Ordinario - Ciclo A
Ciclo A Tiempo Ordinario
 
Tiempo Ordinario – Ciclo A

II domingo: Éste es el cordero de Dios


Monición de entrada:


Desde distintos ángulos, las tres lecturas bíblicas de este segundo domingo del Tiempo Ordinario se centran en el testimonio sobre Jesucristo. A la garantía de Dios a favor de su Siervo como luz de las naciones y portador de su salvación universal, y a la confesión de Pablo que se proclama apóstol de Jesucristo, se suma el espléndido testimonio de Juan el Bautista sobre Cristo Jesús como “cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. Puestos de pie, cantemos jubilosos para dar inicio a esta liturgia.


Primera lectura Isaías 49, 3. 5-6 (Te hago luz de las naciones)

Escucharemos un interesante pasaje del libro del profeta Isaías donde el Siervo presenta las credenciales de su misión, al estilo de los grandes profetas, cuando narra su llamada vocacional. Dios le ha dirigido la palabra llamándolo “mi siervo”, un título que la Biblia reserva para los grandes personajes de la historia de la salvación. Presten atención.


Salmo Responsorial 39


Segunda lectura I Corintios 1, 1-3 (Saludo de Pablo, apóstol de Jesucristo)


La primera carta a los corintios fue escrita por Pablo en Éfeso, en la Pascua del año 57. Esta era una ciudad céntrica, donde se daba el encuentro de varias culturas, caracterizada por el deterioro de los valores morales y la presencia de la más variada forma de religiosidad. Era una comunidad un poco difícil, a la que el apóstol saluda llamándola “comunidad cristiana” y a sus miembros los define como a quienes Dios santificó en Cristo Jesús, que son pueblo “santo”. Escuchemos.


Tercera lectura: Juan 1, 29-34 (El cordero de Dios que quita el pecado del mundo)

El texto evangélico de hoy, narrado por san Juan, contiene el segundo testimonio del Bautista a favor de la medianidad y divinidad de Jesús, que está a punto de iniciar su vida apostólica. Escuchemos esta Buena Noticia, pero antes entonemos el Aleluya.


Oración Universal

Respondan, por favor: “Muéstranos, Señor, tu misericordia”

  • Por el pueblo santo de Dios: para que manifieste la fidelidad al mensaje evangélico viviendo el amor hacia los enemigos y la solidaridad con todos. Roguemos al Señor.

  • Por los ministros del Evangelio: para que sean los primeros oyentes y testigos de la Palabra que anuncian al pueblo de Dios. Roguemos al Señor.

  • Por los novios: para que descubran el valor humano y sobrenatural de su amor y se preparen así a construir la familia, primera célula de la sociedad y de la Iglesia. Roguemos al Señor.

  • Por las familias divididas: para que, a la luz de la palabra de Dios, con la ayuda y la comprensión de los hermanos, puedan descubrir el sentido cristiano de la vida y nunca duden de la misericordia del Padre. Roguemos al Señor.

  • Por los jóvenes: para que puedan escuchar la voz del Padre que los llama a la vida religiosa y sacerdotal. Roguemos al Señor.

  • Por nosotros y por nuestra asamblea: para que la llamada del Señor resuene profundamente en nuestro espíritu y nos disponga a una conversión sincera. Roguemos al Señor.


    Exhortación Final

    (Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 114)

    Hoy te bendecimos, Padre, porque Cristo Jesús, tu Hijo,
    es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo;
    por Él hemos recibido la redención, el perdón de los pecados.
    Él es el cordero pascual de la liberación, que nos restaura
    a nuestra imagen original, reflejo tuyo y vocación de santidad.

    Gracias, Señor, por esto y por la misión que nos confías:
    ser con Cristo signo y sacramento de tu amor al hombre.
    Ayúdanos a mostrar en nuestra conducta de convertidos
    que Jesús resucitado ha vencido el pecado e nuestra vida,
    que hemos adoptado como nuestros sus criterios y actitudes.
    y que todo nuestro empeño es que venga a nosotros tu reino.

    Amén.


  • Preguntas y comentarios al P. Domingo

  • Visítenos en Internet

  • Conozca a los Misioneros Redentoristas

  •  

     
     
    Publicar un comentario sobre este artículo

     Nombre

     Email (no será publicado)

     País

    Comentario



    Escriba las letras como aparecen



    * Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
         Herramientas del Artículo:
    Arriba
    .
    Ver más artículos del tema
    .
    Preguntas o comentarios
    .
    ¿En donde estoy?
    .
    Hacer un donativo
    Envíalo a un amigo
    .
    Formato para imprimir
    .
    Descargar en PDF
    .
    Descargarlo a tu Palm
    .
      Suscripción canal RSS

    Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
    DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

    Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
    Servicios por email Servicios por email
    Foros Foro de círculo de oración
    Mapas Mapa de Aprende a orar
    Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
    Comentarios Comentarios al editor de esta sección
    Biblioteca Documentos de apoyo de Aprende a orar
    Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
    Donativos Hacer un donativo
    Evangelio meditado
    Reflexión diaria
    Habla con Dios
    Cambia tu vida
    Devocionario
    Devocionario
    Explicación de oraciones y devociones
    Lectio Divina
    Moniciones para la misa
    Laudes y Vísperas
    Libros de meditación y oración
     
    Lista de correo


    Suscribir
    Cancelar suscripción
    Consultores de la sección
    Acompañamiento y ayuda espiritual. Dudas acerca de la oración y la vida espiritual en general; problemas de fe y de cuestiones morales y éticas. En general, cualquier duda acerca del desarrollo espiritual y apostólico en tu vida
    Ver todos los consultores
    Apoyan a la sección
    Buscadores del Reino
    Adoración Real, Perpetua y Universal al Santísimo Sacramento
    Asociación Cultural Salvadme Reina de Fátima
    María Visión
    Espacio Sagrado

    Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

    Eventos
    Ejercicios Espirituales Ignacianos
    Estricto retiro espiritual
    Ver todos los eventos

    Encuesta
    El Taller de oración interactivo de Catholic.net me ha servido para:
    Cambiar el concepto que yo tenía de la oración
    Controlar mejor mis pensamientos e imaginación durante la oración
    Cuidar el tiempo, el lugar, la postura y el contenido de mi oración
    Dedicar más tiempo a la oración
    Darle una mayor importancia a la oración en mi vida
    No me ha servido para nada
    No conozco el taller de oración de Catholic.net
    > Ver resultados
    > Ver todas las encuestas
    Foro de círculo de oración
    ¡Participa!

    Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
    © 2014 Catholic.net Inc.
    Todos los derechos reservados
    El lugar de encuentro de los católicos en la red