> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Aprende a orar | sección
Devocionario | categoría
Moniciones para la misa | tema
Autor: P. Domingo Vásquez Morales | Fuente: Catholic.net
Monición para el II Domingo de Adviento - Ciclo A
Ciclo A Adviento
 
Tiempo de Adviento – Ciclo A

II Domingo: Adviento: estilo cristiano de vida


Monición de entrada:


(El monitor deber dar un saludo espontáneo a la comunidad). En este segundo domingo de adviento, la Iglesia nos presenta a Juan Bautista, llamándonos a la conversión de corazón. Mientras que el mensaje de Juan es severo, el profeta Isaías, en la primera lectura, nos presenta un rey ideal dotado de los dones del espíritu y cuyo reinado nos traerá la paz y la justicia. Nosotros los cristianos, sabemos en fe, que Cristo vino a este mundo y que constantemente nos ofrece sus dones. Abramos nuestros corazones para recibirlo ahora, en la celebración de la Eucaristía. De pie, por favor.


Primera lectura: Is 11, 1-10 (Con equidad dará sentencia al pobre)

La primera lectura nos relata una de las grandes profecías mesiánicas de Isaías. El mesías, como verdadero y justo rey, está dotado del espíritu de Yavé y posee sus dones. Él será un nuevo brote que nace de una raíz vieja para darnos nueva vida, precisamente en este adviento. Presten atención.


Segunda lectura: Rom 15, 4-9 (Cristo salvó a todos los hombres)

Nosotros los cristianos vivimos una vida de tensiones; vivimos en la presente vida de pecado y oscuridad y también en la nueva época de gracia y luz. San Pablo, en su carta a los romanos, nos exhorta a despertar del sueño porque nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer. Vamos a escuchar con atención este pasaje paulino.


Tercera lectura: Mt 3, 1-12 (Conviértanse, porque está cerca el reino de los cielos)

En el evangelio según san Mateo, San Juan Bautista entra en escena como predicador penitencial. La conversión que él exige es un cambio radical en la relación del individuo con Dios. El motivo de esta exigencia es la próxima venida del reino de Dios. De pie por favor, para escuchar el texto evangélico de hoy.


Oración Universal:

Después de cada pausa, respondan por favor: Ven a visitar tu pueblo, Señor.

1. Por la Iglesia, extendida en el mundo: para que viva en actitud constante de pobreza y de servicio. Roguemos al Señor.

2. Por los hombres que no han recibido la Buena Noticia: para que la solidaridad de las comunidades cristianas los disponga para acoger más fácilmente a Cristo Jesús, el Salvador. Roguemos al Señor.

3. Por la justicia y la paz del mundo: para que los egoísmos y los intereses cedan el paso a una fraternidad verdadera. Roguemos al Señor.

4. Por todos los que sufren en el cuerpo o en el espíritu y por cuantos se encuentran en mayor necesidad: para que experimenten los bienes que nos ha traído Jesús, a través de la caridad generosa de los hermanos. Roguemos al Señor.

5. Por todos nosotros, reunidos en torno al altar: para que mantengamos una actitud de espera vigilante y serena ante la venida de Cristo Jesús. Roguemos al Señor.


Exhortación Final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 25)

Señor, en este domingo de adviento nos reconocemos
pobres, miserables y pecadores ante ti y ante los hermanos.
Nos creemos los mejores, nos vemos superiores a los demás,
contabilizamos nuestros méritos, vivimos autosatisfechos
y decimos estar ya convertidos del todo. ¡Cuanta mentira!

Ábrenos los ojos, Señor, para que nos veamos comos somos:
egoístas, cobardes, rebosantes de complejos y apatía,
repelentes de soberbia y envidia, insolidarios, falsos,
injustos, agresivos, perezosos, materialistas y sensuales.

Conviértenos, Señor, de tanta hipocresía estúpida
a una sensatez humilde, para dar frutos de conversión.

Amén.


  • Preguntas y comentarios al P. Domingo

  • Visítenos en Internet

  • Conozca a los Misioneros Redentoristas


  •  

     
    Publicar un comentario sobre este artículo

     Nombre

     Email (no será publicado)

     País

    Comentario



    Escriba las letras como aparecen



    * Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
         Herramientas del Artículo:
    Arriba
    .
    Ver más artículos del tema
    .
    Preguntas o comentarios
    .
    ¿En donde estoy?
    .
    Hacer un donativo
    Envíalo a un amigo
    .
    Formato para imprimir
    .
    Descargar en PDF
    .
    Descargarlo a tu Palm
    .
      Suscripción canal RSS

    Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
    DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

    Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
    Servicios por email Servicios por email
    Foros Foro de círculo de oración
    Mapas Mapa de Aprende a orar
    Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
    Comentarios Comentarios al editor de esta sección
    Biblioteca Documentos de apoyo de Aprende a orar
    Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
    Donativos Hacer un donativo
    Evangelio meditado
    Reflexión diaria
    Habla con Dios
    Cambia tu vida
    Devocionario
    Devocionario
    Explicación de oraciones y devociones
    Lectio Divina
    Moniciones para la misa
    Laudes y Vísperas
    Libros de meditación y oración
     
    Lista de correo


    Suscribir
    Cancelar suscripción
    Consultores de la sección
    Acompañamiento y ayuda espiritual. Dudas acerca de la oración y la vida espiritual en general; problemas de fe y de cuestiones morales y éticas. En general, cualquier duda acerca del desarrollo espiritual y apostólico en tu vida
    Ver todos los consultores
    Apoyan a la sección
    Buscadores del Reino
    Adoración Real, Perpetua y Universal al Santísimo Sacramento
    Asociación Cultural Salvadme Reina de Fátima
    María Visión
    Espacio Sagrado

    Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

    Eventos
    Ejercicios Espirituales Ignacianos
    Estricto retiro espiritual
    Ver todos los eventos

    Encuesta
    El Taller de oración interactivo de Catholic.net me ha servido para:
    Cambiar el concepto que yo tenía de la oración
    Controlar mejor mis pensamientos e imaginación durante la oración
    Cuidar el tiempo, el lugar, la postura y el contenido de mi oración
    Dedicar más tiempo a la oración
    Darle una mayor importancia a la oración en mi vida
    No me ha servido para nada
    No conozco el taller de oración de Catholic.net
    > Ver resultados
    > Ver todas las encuestas
    Foro de círculo de oración
    ¡Participa!
    Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
    © 2014 Catholic.net Inc.
    Todos los derechos reservados
    El lugar de encuentro de los católicos en la red