> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Aprende a orar | sección
Devocionario | categoría
Moniciones para la misa | tema
Autor: P. Domingo Vásquez Morales | Fuente: Catholic.net
Moniciones para el Segundo Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo C
Moniciones para la Misa Tiempo Ordinario.
 
Tiempo Ordinario – Ciclo C

Segundo Domingo: La devoción a María



Monición de entrada:


La intercesión e María, la madre del Señor, adelanta la "hora" de Jesús, la realización del milagro. En el cuarto evangelio María es mencionada al principio y al fin: en Caná y al pie de la cruz. Dos momentos glorificación de Jesús: el primero y el último. La maternidad divina de María es la explicación cumplida de su vida y misión; es su razón de ser, su condicionamiento previo y posterior: concepción inmaculada y asunción gloriosa, pasando por su virginidad y su participación en los episodios de la infancia, vida apostólica, pasión, muerte y resurrección de Jesús, así como en la prolongación de éste en la vida de la Iglesia por el Espíritu. Empecemos esta celebración cantando, por favor.


Primera lectura: Isaías 62, 1-5 (El marido se alegrará con su esposa)

En esta primera lectura escucharemos, del profeta Isaías, un gozoso anuncio de la salvación de Dios. De la misma manera que una pareja de enamorados se aman y están alegres por tenerse el uno al otro, así Dios ama a su pueblo. Presten mucha atención, por favor.


Segunda lectura: I Corintios 12, 4-11 (Un mismo y único Espíritu reparte los carismas)

Durante algunos domingos, hasta la Cuaresma, estaremos leyendo en la segunda lecturas trozos de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios, donde Pablo nos presenta aspectos básicos de lo que es ser cristiano y de lo que es la comunidad. Hoy nos hablará de la diversidad de dones y carismas que hemos recibido y que provienen de un solo Espíritu. Escuchemos.


Tercera lectura: Juan 2, 1-12 (En Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos)

La escena evangélica de hoy se sitúa en una boda celebrada en Caná de Galilea. Según san Juan, el milagro de las bodas de Caná es el primero de los que realizó Jesús. "Así manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en Él". Ésta es la intención primera y última del relato. Continuamos así las "manifestaciones" de Jesús como mesías e hijo de Dios: Epifanía, Bautismo, y hoy Caná. Escucharemos esta buena noticia, pero antes, entonemos el Aleluya, por favor.


Oración Universal

1. Por la Iglesia; para que atienda solícita a las necesidades de todos y preste su voz suplicante a los que pueden hablar, roguemos al Señor.

2. Por la unión de las iglesias; para que los sarmientos separados sean injertados en al vid que es Cristo, roguemos al Señor.

3. Por los enfermos y todos los que sufren; para que el vino del amor fraterno endulce su amargura y mitigue su dolor, roguemos al Señor.

4. Por los esposos; para que no se vuelva agrio el vino de su amo, roguemos al Señor.

5. Por los jóvenes, especialmente los de nuestra comunidad y parroquia; para que sepan responder a la llamada del Señor a la vida religiosa y sacerdotal, roguemos al Señor.

6. Por nosotros, invitados a la mesa del Señor; para que sepamos ofrecer a todos el vino del consuelo y la alegría, roguemos al Señor.


Exhortación Final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 506)

En verdad eres digno de toda bendición, Dios Padre,
porque nos diste como madre a María, la Madre de Jesús.
Hoy la vemos a su lado en funciones de intercesión maternal,
como acostumbra, preocupada siempre del bien de los demás.
Ese vino de la boda, que ella consigue, es anticipo festivo
el banquete de la eucaristía a la comunidad del reino de Dios.

Tú, Señor, que nos diste a María como modelo de creyente,
ejemplo perfecto de discípula de Jesús, madre de la Iglesia
e imagen esplendorosa de ésta misma en su plenitud final,
concédenos caminar con ella, alegres en el seguimiento de Cristo,
y respondiendo fielmente a nuestra vocación cristiana.

Amén.


  • Preguntas y comentarios al P. Domingo


  • Visítenos en Internet


  • Conozca a los Misioneros Redentoristas






  •  

     
    Publicar un comentario sobre este artículo

     Nombre

     Email (no será publicado)

     País

    Comentario



    Escriba las letras como aparecen



    * Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
         Herramientas del Artículo:
    Arriba
    .
    Ver más artículos del tema
    .
    Preguntas o comentarios
    .
    ¿En donde estoy?
    .
    Hacer un donativo
    Envíalo a un amigo
    .
    Formato para imprimir
    .
    Descargar en PDF
    .
    Descargarlo a tu Palm
    .
      Suscripción canal RSS

    Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
    DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

    Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
    Servicios por email Servicios por email
    Foros Foro de círculo de oración
    Mapas Mapa de Aprende a orar
    Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
    Comentarios Comentarios al editor de esta sección
    Biblioteca Documentos de apoyo de Aprende a orar
    Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
    Donativos Hacer un donativo
    Evangelio meditado
    Reflexión diaria
    Habla con Dios
    Cambia tu vida
    Devocionario
    Devocionario
    Explicación de oraciones y devociones
    Lectio Divina
    Moniciones para la misa
    Laudes y Vísperas
    Libros de meditación y oración
     
    Lista de correo


    Suscribir
    Cancelar suscripción
    Consultores de la sección
    Acompañamiento y ayuda espiritual. Dudas acerca de la oración y la vida espiritual en general; problemas de fe y de cuestiones morales y éticas. En general, cualquier duda acerca del desarrollo espiritual y apostólico en tu vida
    Ver todos los consultores
    Apoyan a la sección
    Buscadores del Reino
    Adoración Real, Perpetua y Universal al Santísimo Sacramento
    Asociación Cultural Salvadme Reina de Fátima
    María Visión
    Espacio Sagrado

    Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

    Eventos
    Ejercicios Espirituales Ignacianos
    Estricto retiro espiritual
    Ver todos los eventos

    Encuesta
    El Taller de oración interactivo de Catholic.net me ha servido para:
    Cambiar el concepto que yo tenía de la oración
    Controlar mejor mis pensamientos e imaginación durante la oración
    Cuidar el tiempo, el lugar, la postura y el contenido de mi oración
    Dedicar más tiempo a la oración
    Darle una mayor importancia a la oración en mi vida
    No me ha servido para nada
    No conozco el taller de oración de Catholic.net
    > Ver resultados
    > Ver todas las encuestas
    Foro de círculo de oración
    ¡Participa!
    Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
    © 2014 Catholic.net Inc.
    Todos los derechos reservados
    El lugar de encuentro de los católicos en la red