> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Aprende a orar | sección
Devocionario | categoría
Moniciones para la misa | tema
Autor: P. Domingo Vásquez Morales | Fuente: Catholic.net
Moniciones para el Sexto Domingo de Pascua - Ciclo A
Ciclo A Pascua
 

Entrada

Muy buenas (noches, días, tardes): Queridos hermanos, sean todos bienvenidos a esta, nuestra comunidad, a ese encuentro de los convocados por el Señor. Hoy veremos c¢mo la Iglesia naciente se va expandiendo, porque Felipe bajó a la ciudad de Samaria y les predicaba a Cristo. Predicaba a Cristo crucificado, porque esta era la predicación de los apóstoles, la cual repetían una y otra vez: “Aquel Jesús a quien ustedes mataron, Dios lo ha resucitado y nosotros somos testigos”. También nosotros, al igual que Felipe estamos llamados a predicar a Cristo resucitado.

Primera lectura: Hechos 8, 5-8. 14-17 (Les imponían las manos y recibían el Espíritu)

Esta lectura es de capital importancia para nosotros, porque nos trae el testimonio de los dos primeros sacramentos de la iniciación cristiana: el bautismo y la confirmación. El diácono Felipe evangeliza y bautiza; Pedro y Juan los confirman con la efusión del Espíritu, mediante la imposición de manos.


Segunda lectura: I Pedro 3,15-18 (Cristo murió, pero volvió a la vida por el Espíritu)

La resurrección es de ayer y es de hoy para hoy. Eso parece ser lo que San Pedro nos quiere decir en su primera carta, de donde está  tomada la segunda lectura de hoy, cuando nos pide que glorifiquemos en nuestros corazones a Cristo Señor y que estemos siempre dispuestos para dar razón de nuestra esperanza.

Tercera lectura: Juan 14,15-21 (Yo le pediré al Padre que les dé otro defensor)

En el texto evangélico de este sexto Domingo de Pascua, hay dos situaciones que forman parte del don pascual. Primero, el envío del Espíritu Santo, como don de Cristo y del Padre; y segundo, el retorno de Jesús, quien nos enviará  el Espíritu Santo prometido. Será  la presencia del mismo Jesús entre nosotros, después de su retorno al Padre.

Oración universal

A cada invocación, respondan, por favor: Ilumínanos, Señor, con la claridad de Cristo

1. Para que el Espíritu Santo, el Espíritu de la verdad, promueva en la Iglesia y en nuestra parroquia comunidades deseosas de profundizar en la fe, roguemos al Señor.

2. En algunos lugares los cristianos sufren persecución y difamación, para que el Espíritu Santo, el Defensor, los fortalezca en la prueba, cuando tengan que dar razón de su esperanza, roguemos al Señor.

3. Para que el Espíritu Santo, el Espíritu de la unidad, promueva en el mundo el sentido de la solidaridad, roguemos al Señor.

4. Para que el Espíritu Santo, que recibimos en la confirmación, permanezca con nosotros y nos haga profetas de Cristo con la palabra y el testimonio de vida, roguemos al Señor.

5. Para que surjan entre nosotros y en todo el mundo las vocaciones al sacerdocio ministerial y a la vida religiosa, roguemos al Señor.


Exhortaci¢n Final

Hoy nos alegramos, Padre, con el gozo del Espíritu que resucitó a tu Hijo Jesús de la muerte y del sepulcro.
Cristo murió víctima de la injusticia, pero tú has rubricado la autenticidad de su vida y persona, conducta y doctrina.
Has revisado su proceso y por el Espíritu lo has rehabilitado, dándole el nombre más excelso y constituyéndolo Señor de todo.

Su resurrección fundamenta la esperanza de la nuestra. Por eso podemos repetir con el salmista a boca llena:

Yo no he de morir, yo viviré para contar las hazañas del Señor.
Ayúdanos, Señor, a mantenernos siempre fieles a tu voluntad y prontos para dar a todos razón de nuestra esperanza.

Amén.

Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 941<(i>




  • Preguntas y comentarios al P. Domingo


  • Visite la Estación Misionera



  • Suscríbase aquí
    para recibir el Evangelio meditado y otros servicios en su e-mail


    Conoce la Sección de Aprende a Orar

    Consulta la Biblia en Catholic.net







     

     
     
    Publicar un comentario sobre este artículo

     Nombre

     Email (no será publicado)

     País

    Comentario



    Escriba las letras como aparecen



    * Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     
     
         Herramientas del Artículo:
    Arriba
    .
    Ver más artículos del tema
    .
    Preguntas o comentarios
    .
    ¿En donde estoy?
    .
    Hacer un donativo
    Envíalo a un amigo
    .
    Formato para imprimir
    .
    Descargar en PDF
    .
      Suscripción canal RSS

    Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
    DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

    Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
    Servicios por email Servicios por email
    Foros Foro de círculo de oración
    Mapas Mapa de Aprende a orar
    Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
    Comentarios Comentarios al editor de esta sección
    Biblioteca Documentos de apoyo de Aprende a orar
    Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
    Donativos Hacer un donativo
    Evangelio meditado
    Reflexión diaria
    Habla con Dios
    Cambia tu vida
    Devocionario
    Devocionario
    Explicación de oraciones y devociones
    Lectio Divina
    Moniciones para la misa
    Laudes y Vísperas
    Libros de meditación y oración
     
    Lista de correo


    Suscribir
    Cancelar suscripción
    Consultores de la sección
    Acompañamiento y ayuda espiritual. Dudas acerca de la oración y la vida espiritual en general; problemas de fe y de cuestiones morales y éticas. En general, cualquier duda acerca del desarrollo espiritual y apostólico en tu vida
    Ver todos los consultores
    Apoyan a la sección
    Buscadores del Reino
    Adoración Real, Perpetua y Universal al Santísimo Sacramento
    Asociación Cultural Salvadme Reina de Fátima
    María Visión
    Espacio Sagrado

    Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

    Eventos
    Ejercicios Espirituales Ignacianos
    Estricto retiro espiritual
    Ver todos los eventos

    Encuesta
    El Taller de oración interactivo de Catholic.net me ha servido para:
    Cambiar el concepto que yo tenía de la oración
    Controlar mejor mis pensamientos e imaginación durante la oración
    Cuidar el tiempo, el lugar, la postura y el contenido de mi oración
    Dedicar más tiempo a la oración
    Darle una mayor importancia a la oración en mi vida
    No me ha servido para nada
    No conozco el taller de oración de Catholic.net
    > Ver resultados
    > Ver todas las encuestas
    Foro de círculo de oración
    ¡Participa!

    Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
    © 2014 Catholic.net Inc.
    Todos los derechos reservados
    El lugar de encuentro de los católicos en la red