> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Abogados católicos | sección
Virtudes del Abogado Católico | categoría
Sobriedad | tema
Autor: Francisco Cardona | Fuente: .
Sobriedad, valor a las cosas importantes
Permite a la persona que la vive distinguir entre lo razonable y lo que es exagerado
 



La Sobriedad

La virtud de la Sobriedad permite a la persona que la vive distinguir entre lo
que es razonable y lo que es inmoderado, y utiliza sus cinco sentidos, su tiempo, su dinero y sus esfuerzos de acuerdo a criterios rectos y verdaderos.
El que no vive esta virtud se deja esclavizar por los cinco sentidos (la visión,
el tacto, el oído, el gusto y el olfato) y se deja arrastrar por el uso del
tiempo según sus caprichos. Usa su dinero no para la adquisición de las cosas
necesarias para la vida, sino que lo despilfarra para satisfacer sus apetitos
egoístas; realiza esfuerzos para lograr, también, satisfacer sus deseos de placer y de vanidad.

Necesidad de vivir esta virtud para ser un auténtico crisitano.

Es imposible vivir verdaderamente como cristiano si se es esclavo de los sentidos. Es decir, si se vive buscando sólo satisfacer el placer. No se puede ser auténtico católico si se vive en medio de excesos, cualquiera que sean éstos, pues no habrá vida espiritual. Lo más importante en la vida será el placer, no el crecer como personas ni, mucho menos, el buscar la vida eterna.
"Donde está tu tesoro, ahí estará tu corazón", nos dice Jesucristo. Si el tesoro de un hombre se encuentra en el placer, ¿acaso podrá levantar su vista al cielo? ¿Acaso le interesará esforzarse por ser mejor persona? No. Su corazón estará concentrado en lo más importante para él: el placer.

Entonces, ¿no se puede beber vino o cervezas?, ¿está mal comer sabroso?… Lo importante nos es si se puede o no, sino en qué medida se hace y con qué finalidad. Si nada más busco el placer de comer o beber, esto no me acerca más a Dios ni me ayuda a ser mejor persona.
Por lo tanto, para poder ser buen cristiano hay que tener la vista puesta en aquello que perdura, en Dios. La sobriedad permite verlo. La carencia de la sobriedad lleva a pensar únicamente en los sentidos, en los placeres mundanos, lo más alejado de lo divino.

Requisitos para la Sobriedad

1. Conocer y vivir valores que permitan mirar hacia arriba, hacia lo que perdura, hacia el Cielo. Por lo tanto, hay que buscarlos. Lo que vemos con más facilidad son los placeres, la comodidad, la satisfacción de los sentidos. Lo que sentimos es lo que llevamos en nuestro cuerpo. No hay que ir lejos para encontrarlos. Para ello, no hay que pensar. Basta existir.

2. Sin embargo, no basta encontrar estos valores. Se requiere, además, poseer
una voluntad férrea que permita buscar libremente esos valores y vivir de
acuerdo a los principios que lleven a crecer como persona y acercarse a Dios. Por lo tanto, para desarrollar la virtud de la Sobriedad se requiere, como en el caso de todas las virtudes, usar la inteligencia y ejercitar la voluntad.


Algunos de los enemigos de la Sobriedad

La Sobriedad actualmente cuenta con muchos enemigos. Es una virtud muy desprestigiada. Analicemos algunos de estos enemigos:

1. La sociedad de consumo.
Basta que miremos un momento la televisión para que entendamos lo que es la sociedad de consumo: "¡Compra los productos AA y serás feliz!"; "Si usas la ropa BB, tendrás éxito en la vida"; "En un hogar feliz no puede faltar el producto CC. ¿Tú ya lo compraste"; "La bebida que te hará disfrutar de la vida"...
¿Cuántas cosas se nos ofrecen hoy día que no son necesarias? ¿Cuántas cosas esclavizan al corazón humano? ¿Cuántas cosas nos gustaría tener sólo por el placer de tenerlas? La persona sobria sabe distinguir entre lo que es necesario y lo que es superfluo.

2. La búsqueda del placer
Otro gran enemigo de la Sobriedad es la búsqueda desenfrenada del placer. Basta mirar alrededor y se podrá contemplar que el mundo busca placer por placer.

3. El egoísmo
El egoísmo es la raíz de todos los desenfrenos, de los gastos innecesarios, de
la búsqueda del placer. Cuando mi tesoro está en mí mismo, en mi placer, en mis caprichos, mi corazón ahí estará y mi voluntad trabajará con todo su esfuerzo por satisfacer mis ansias de placer. Cuando yo soy el centro del mundo o soy mi único mundo, la preocupación de mi vida será darme gusto.
La virtud de la Sobriedad ayuda a darle un sentido a la vida, y a mantenerse siempre en ese camino.

Jesucristo, en San Lucas 12,22-34, nos habla de la sobriedad que hemos de vivir como verdaderos cristianos.



 
 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
 
 
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foro para Abogados y legisladores católicos
Mapas Mapa de Abogados católicos
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Abogados católicos
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Chat Chat
Donativos Hacer un donativo
• Asociaciones de Abogados Catolicos
• Temas selectos del Catecismo de la Iglesia
• Acerca del Derecho
• Bioderecho
• Actualidad
• El Abogado y la Política
• Magisterio de la Iglesia y los Juristas
• El Abogado , Matrimonio y Familia
• Derechos Humanos
• Ley y Mandamientos
• Virtudes del Abogado Católico
• ¿Que son las virtudes?
• La Justicia
• La Autoridad
• Prudencia
• Espiritualidad
• Éxito
• Constancia
• Fortaleza
• Generosidad
• Respeto
• Sinceridad
• Sobriedad
• Templanza
• Liderazgo
• Perdón
• Biografias de Juristas Católicos
Lista de correo


Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la comunidad
Consultas acerca de la recta aplicación de las leyes, de acuerdo con los criterios cristianos
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• E-cristians
• Matrimonio Nulo.com
• Colegio de Abogados Católicos de México
• Ius Canonicum, estudiosos del Derecho Canónico
• Corporación de Abogados Católicos

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

Eventos de la comunidad
Conferencia "La Sábana Santa"
Conferencia sobre la síndone (La Sábana Santa)
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
Sí, pero creo que no soy capaz
Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
Estoy satisfecho con mi vida de oración
No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foro para Abogados y legisladores católicos
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red